Todos tenemos pensamientos asesinos.