Curar un corazón roto en términos de Resiliencia

Compartir

Por María José Zepeda Luna.

Como seres humanos, nos enfrentamos a diversas situaciones a lo largo de la vida. Desde días felices hasta momentos tristes o adversos como un trauma, pasar por alguna tragedia o amenaza, problemas familiares,  relaciones personales o un corazón roto.

Para estos casos, resulta importante abrirle la puerta a la resiliencia, pero comencemos desde el principio…

¿Qué es la resiliencia?

Esto es un proceso que desarrollamos el cual nos sirve para adaptarnos de forma adecuada ante las dificultades que se nos presentan, en este caso, tener roto el corazón.

La resiliencia no es una habilidad con la que nacemos, como un talento especial, sino que se refiere a una capacidad que cada uno de nosotros puede llegar a desarrollar con tiempo y esfuerzo, trabajando en nosotros mismos.

No obstante, ser una persona resiliente no quiere decir que ya no tengamos emociones o nos neguemos a sentir. Tampoco se trata de ya no experimentar dificultades y angustias, más bien, se trata de estar lo mejor preparados para enfrentarnos a ellas.

Un corazón roto, hablando en términos de resiliencia, se puede curar resistiendo, reparando el daño y continuando con la vida. Lo cual se puede lograr a través de los siguientes puntos o pasos.

Fotos de stock gratuitas de adentro, adulto, casa

  1. Aceptando que el cambio es parte de la vida.

No siempre es fácil entender y comprender que los cambios son normales e incluso, necesarios, sin embargo, aceptar las circunstancias que no se pueden cambiar puede contribuir a enfocarse en aquellas situaciones que sí se pueden alterar para tener una mejora.

  1. Ver la adversidad como una oportunidad de descubrirse a sí mismo.

De la adversidad las personas pueden aprender algo sobre sí mismas, hacer una introspección ayuda a encontrar lo que puede estar mal para repararlo y así, crecer de forma personal.

  1. Mantener las cosas en perspectiva.

Tratar de considerar la situación que causa dolor o tensión a partir de un contexto más amplio, nos da una mejor perspectiva de la gravedad de las cosas.

  1. Cuidar de uno mismo.

Se trata de prestar atención a nuestras necesidades y deseos, así como de interesarnos por las actividades que disfrutamos y que encontramos divertidas o relajantes. Cuidar de uno mismo nos lleva a tener mente y cuerpo listos para enfrentarse a toda situación que requiera resiliencia.

Fotos de stock gratuitas de abogado, abogado de divorcio, abogado de divorcios

Referencias

American Psychological Association. (Desconocido). Camino a la Resiliencia. Recuperado: 20/05/21. https://www.apa.org/centrodeapoyo/resiliencia-camino

Barudy Labrin, Jorge. (2016). Tiempos de resiliencia. El País. Recuperado: 20/05/21. https://www.google.com/amp/s/elpais.com/elpais/2016/03/22/actualidad/1458660245_345067.amp.html

Fundación UNAM. (2019). Sabes cuál es la importancia de la Resiliencia. Recuperado: 20/05/21. ://www.fundacionunam.org.mx/unam-al-dia/sabes-cual-es-la-importancia-de-la-resiliencia/

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment