Javier Solís, “El Rey del Bolero Ranchero”

Compartir

Gabriel Siria Levario, mejor conocido como Javier Solís “El Rey del Bolero Ranchero”, nació el 1° de septiembre de 1931 en el Distrito Federal. No llegó a conocer a su padre, quien era obrero y alcohólico a la vez; además de que su madre lo dejó de pequeño a cargo de sus tíos, de quienes adoptó sus apellidos: Francisco Siria y Juana Levario.

Se crio en el seno del marginal barrio de Tacubaya, donde cursó sus estudios primarios, mas no pudo concluir la secundaria debido a la muerte de su tía y madre adoptiva. Esta experiencia lo obligó a trabajar en diferentes lugares para mantenerse; fue panadero, lavador de autos, carnicero, cargador, carpintero, entre otros; mientras que en sus ratos de ocio le gustaba entrenar box, deporte que practicó durante 6 años en la categoría de amateur.

Desde temprana edad, a los 18, ya se perfilaba como un talentoso cantante; puesto que participó en diferentes concursos bajo el seudónimo de Javier Luquín y se destacaba por interpretar piezas de tango. Fue tanto su talento que en uno de esos concursos fue descalificado para que fuera más justo para los demás concursantes.

Qué fue lo que mató a Javier Solís?

Solís comenzó cantando con un estilo similar al de Pedro Infante, debido a su admiración por él. Daba presentaciones ocasionales en Garibaldi y formó un grupo conocido como Trío México, junto con Pablo Flores y Miguel García. También fue invitado a cantar en un par de radiodifusoras; hasta que, con ayuda de Los Panchos, comenzó a dedicarse a esto profesionalmente. Su primer éxito fue la canción Llorarás y por este tiempo pasó a llamarse Javier Solís por consejo del productor Felipe Leal Valdés.

Para años posteriores su carrera iba en constante asenso, dando viajes a Estados Unidos y Centro América, mientras que su tema musical seguía aumentando en popularidad. Llegó a grabar cerca de 40 álbumes en una corta carrera, y más de 300 canciones, lo cual significó una media de 1 disco por mes. Era de esperar que su éxito lo llevara al mundo de la actuación, en el que tuvo mucho trabajo, participando en 33 películas, siendo que en 1965 grabó 10 de ese total. Entre las más destacadas están El norteño (1960), México de mi corazón (1962) y Juan Pistolas (1965).

Cinco sublimes canciones del "Rey del bolero ranchero" Javier Solis, a 53  años de su muerte | SinEmbargo MX

Su mayor reconocimiento llegó en 1963 al ganar un Disco de Oro en Nueva York por haber generado más de 100 mil copias vendidas de la canción Llorarás, y un año después lo volvió a lograr con el tema El loco y las sombras.

El éxito se le terminó pronto, puesto que, justo en la cúspide de su trayectoria artística. El 12 de abril de 1966 fue internado por problemas en la vesícula. El día siguiente fue operado de urgencia; sin embargo, su corazón sufrió ciertos daños, lo que le provocó un infarto y en consecuencia su muerte 6 días después, el 19 de abril, cuando sólo tenía 34 años de edad y un futuro prometedor.

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment