#RecomiendoLeer: El mito de las sectas.

Compartir

La palabra “secta” despierta interés y temor al mismo tiempo, fascina a la gente saber que esconde detrás, porque se cree lava el cerebro a sus seguidores; se quedan con su dinero y una vez dentro es difícil salir. Pero … ¿puede una secta cambiar tanto a una persona?

Este concepto suele tener un sentido peyorativo al relacionarse con el fanatismo, intolerancia y desestabilizad social. Sin embargo, hay movimientos religiosos como el cristianismo y budismo, que tienes sus orígenes en las sectas, por eso es necesario ser cuidadosos con la utilización de la palabra secta.

Para esto Saúl Sánchez López, autor de este libro, no ofrece un recuento histórico a la par de explicarnos ciertos aspectos de la psicología social que se hacen presente en la ideología de estos grupos.

¡Escucha más sobre El mito de las Sectas!

Estudiante de Psicología. Desde hace 21 años jugando a ser humana.

Be first to comment