¿Ocupación? ¡Estudiar memes!

Compartir

En esta ocasión vemos que el meme existe desde antes del internet y que es algo que se puede estudiar seriamente. ¡En serio!

Richard Dawkins es un es un etólogo, zoólogo, biólogo evolutivo​ y divulgador científico británico.

Aunque es muy conocido por participar en la discusión acerca de la existencia de dios, en este caso nos interesa por el libro que publicara en 1976, El gen egoísta: las bases biológicas de nuestra conducta.

Javier Santaolalla refutando el ateísmo de Dawkins

En este libro Dawkins habla de la evolución, pero no a partir de los individuos como Darwin, sino a partir de los genes.

Los genes son los elementos de los que se compone el ADN de los seres vivos.

Explicaba que el gen se puede considerar como la unidad de información biológica que contiene características específicas de los individuos. El color de tus ojos, o la forma de tu pelo se define por tus genes.  Denomina egoísta al gen porque considera que la evolución no es otra cosa que la lucha de cada gen por permanecer en los rasgos de los individuos. Y esto lo logran con un mecanismo muy particular: replicándose a sí mismos.

En este video hay un resumen de estas ideas. Cuidado, puede tener escenas no aptas para niños.

El libro es interesante porque esta idea de la supervivencia le permite usar herramientas matemáticas como la teoría de juegos en el análisis de comportamiento de los individuos para ganar su existencia. Por ejemplo, mira aquí el dilema del prisionero:

¿Y los memes?

En el libro mencionado, Dawkins definía los memes, primero usando el parecido con el gen, gene en inglés, para obtener meme como “cualquier unidad cultural que puede ser replicada”.

Para su estudio, Dawkins propuso las categorías de fidelidad, fecundidad y longevidad.

Un respecto a la primera, un meme puede ser metamórfico si tiene alto índice de mutación y de recombinación. Como el meme del gato “Pero tú me dijiste que…” Este empezó cambiando solo el texto, pero después ha cambiado hasta las imágenes. Si no hay muchos cambios se dice que el meme es replicador.

La longevidad es clara, aunque sabemos que un meme ya es viejo a un par de semanas. Sin embargo los hay que pueden durar hasta meses como el de “X viendo como…”.

La fecundidad está relacionada con la velocidad en que un gen se propaga.

“Eventos con un alto impacto noticioso, suelen dar lugar a memes que se difunden de manera muy rápida, y hasta donde hemos observado en Facebook y Twitter principalmente, en muchas ocasiones se relacionan con catástrofes, muertes de personajes famosos y notas similares que implican un sentido de urgencia, aunque como en este caso, no necesariamente de relevancia.” [Gabriel Pérez Salazar]

Por su forma los memes se pueden clasificar como: cadenas de caracteres (LOL), emoticones 🙂 ; imágenes estáticas: imágenes con texto incrustado, imágenes secuenciales (microhistorias); imágenes en movimiento: gifs animados, imágenes en 3D o panorámicas; videos.

¡Realmente son muchas las variedades! No me extrañaría que en un futuro no muy lejano veamos memes en realidad virtual y aumentada.

¿Sirven de algo los memes?

Como herramienta de comunicación hay estudios que les ven algunas ventajas, como el de Fany Lucero que encontró que

… universitarios participan activamente en el uso y reproducción de memes, mediante los cuales significan y comparten vivencias de su condición como jóvenes y psicólogos en formación … los memes les permiten verter quejas sobre los avatares del día a día, incluyendo los relativos a su formación profesional…. compartirlos con otros es una manera de afianzar los vínculos amistosos y relaciones interpersonales”

Así que la memética es el estudio de los memes. Y puede nutrirse de herramientas de la semiótica, el análisis del discurso, la genética, la teoría de juegos, entre otras.

El Dr. Ivanhoe nos cuenta algo de esto:

Debemos decirlo: no cualquier artefacto cultural se convierte en meme, sino aquel se convierte en viral.

Los memes de internet contribuyen a dar información de instantánea y mediante códigos y signos propios del siglo actual. Inclusive son motivadores de la búsqueda de información, ya que para descifrar el código de un meme a veces hay que tener la noticia fresca.

Pero también sirven a la desinformación, como el hoax (bulo) de que el imperio estaba atacando Tlaxcala. Asimismo, los memes generalmente buscan la sonrisa, el chiste, como el que dice que es falso que el imperio esté atacando a Tlaxcala, porque Tlaxcala no existe.

Espelufrío asevera que el parásito mas fuerte son las ideas. Y pareciera ser que si, que una vez que una idea se te contagia, es difícil soltarla.  Esto les ocurre mucho a los científicos y escritores.

En fin, los memes no se quedan solo en el internet. Si no me crees  te invito a que recuerdes como es que sabes bailar El payaso del rodeo sin haber tomado clases. Inclusive ha trascendido generaciones. Mira como se convierte en un meme replicador al usar pasos que no son los clásicos pero que conservan la escencia del baile.

A fin de cuentas ¿cuál es tu meme favorito?

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment