#Cinrecomendación: Pi, el orden del caos

Compartir

Pi, el orden del caos es una película estadounidense perteneciente al género thriller y ciencia ficción. Su dirección estuvo a cargo del estadounidense Darren Aronofsky y se encuentra filmada en blanco y negro de alto contraste.

Al ver esta cinta por primera vez es inevitable sentir una especie de tensión e incertidumbre. La historia gira alrededor de  Maximillian Cohen, un matemático bastante paranoico que padece de migrañas constantes, lo cual provoca una fractura entre él y lo que hay a su alrededor. Esta separación, lo lleva a volcarse en los números y como pueden representar y unir todo en el mundo a partir de ellos.

Esta obsesión entre lo imperfecto e irracional de la humanidad conjugado con lo estricto de las matemáticas y la teoría de los números, lleva a Max a desarrollar un modelo matemático en su computadora Euclides.

Jugando con los números y el cábala, el programa que desarrolla, trae como resultado ciertas predicciones que imprime. Sin embargo un error en el software termina en el surgimiento de una cifra de 216 números que sin valor aparente desecha como cualquier otro papel si sentido.

No obstante, Max reconoce en el número un patrón singular. Esta especie de epifanía, rodeada de migrañas, lo lleva a la búsqueda de este número. Por su naturaleza resulta tener una relación con el número Pi, pero también con los estudiantes de la Torá, quienes están convencidos de que ese número significa el verdadero nombre de Dios.

Pi, el orden del caos es indudablemente de esas películas que te hacen apasionarte por los misterios de las matemáticas. Se trata de una cinta con un soundtrack llamativo y más aún la historia que juega no solamente con los números sino también con la mente.

Estudiante de Psicología. Desde hace 21 años jugando a ser humana.

Be first to comment