#Cinrecomendación: El Demonio Neón

Compartir

El demonio Neón es una cinta de suspense psicológico, protagonizada por Elle Fanning y dirigida por Nicolas Winding Refn, quien ha estado a cargo de cintas como Drive.

En el mundo de la moda existen ciertas reglas que se deben seguir para ingresar. Con esto en mente Jess (Elle Fanning) se aventura a partir de una sesión de fotos a cargo de Dean, quien junto con Ruby, la presentan a modelos con más conocimiento sobre el medio.

Una vez con un contrato en su bolsa, la silueta angelical causa gran impresión en la mente de aquellos a cargo de las selecciones de modelos. Pero también en estas ultimas, quienes resienten aún más causando envidias en muchas de ellas. 

Esta envida, pero también rivalidad, lleva a Sarah, una de las modelos a dañar a Jess, cortando su mano. En este punto sucede algo surreal: Sarah bebe su sangre y sufre un desmayo acompañado de alucinaciones.

El demonio neón esta presente en todo momento: las pláticas sobre las cirugías plásticas y el sacrificio que han representado para ser “alguien”, para ser “bella”, el hecho de mostrar características narcisistas aprendidas en la interacción e incluso la curiosidad sobre la sexualidad y la concepción de la virginidad.

Desde lo visual es una obra maestra, algo totalmente estético. El juego de luces azules y rojas, te envuelve en la sensación aterradora que puede surgir en este mundo al intentar seguir los estándares y jugar con los excesos que se ven involucrados.

La fotografía visualmente se vuelve un estimulo estremecedor. En cada escena los recursos visuales giran en torno lo armónico y lo perturbador, lo dulce y lo grave.

Existen opiniones que la catalogan como demasiado ambiciosa en lo visual, pero carente de historia. Sin embargo El demonio neón más bien podría ser una metáfora de lo mismo, donde lo visual es lo que debe relucir e impactar en un primer momento, para posteriormente ir descifrando el mensaje sobre los excesos y la superficialidad que puede ofrecer un mundo que en ocasiones se torna frívolo y vacío.

Estudiante de Psicología. Desde hace 21 años jugando a ser humana.

Be first to comment