#RecomiendoLeer: Leonardo y la Anatomia del Cuerpo Humano

Compartir

No hay texto alternativo automático disponible.

Por José Luis Gutiérrez Herrera

El método de Leonardo. El corpus de dibujos anatómicos está compuesto por doscientas hojas aproximadamente y se conserva en la Royal Library de Windsor. La visión del mundo como artista basa su obra en la observación.

Durante toda su vida llenó numerosas libretas y códices con dibujos, apuntes, etc., sobre los estudios científico-técnicos que realizaba. Para ello utilizaba la escritura especular -escribir de derecha a izquierda y necesitaba de un espejo para ser leída-. Sería por egoísmo o temor a que le plagiaran sus trabajos, no se sabe, pero lo más seguro es que fuera para desvirtuar la atención de la inquisición. Leonardo se considera un innovador en la enseñanza al implementar la forma didáctica donde prepondera la imagen y los textos explican las propiedades y posibilidades contenidas en el dibujo.

Cuando estaba concluyendo un trabajo: “Recuerdos”, en que evocábamos a los grandes anatomistas del Renacimiento entre los que destacan André Vesalio, Falopio, Eustaquio y Harvey, encontré a un hombre, extraordinario, inteligentísimo, creativo, inventor, investigador, humanista, pintor, escultor y arquitecto, chef, ingeniero, mecánico, aeronáutico y militar que me “cautivó” y naturalmente no pude detenerme en el trabajo inicial y tuve que “volver la cara” y tratar de conocer a este hombre, especialmente en aquellos aportes de anatomía humana que impregna en sus “dibujos” de anatomía; que si los analizamos nos daremos cuenta que este genio, no sólo ofreció un “retrato” de la anatomía corporal, sino que le dio un “toque” anatomo-funcional, en donde su inquietud por saber para qué y cómo funcionaban estas estructuras, lo hizo ser el pionero o “padre” de la anatomía funcional.

En este trabajo podrás observar múltiples imágenes que son “tratadas” con tanta minuciosidad, que sorprende que en su época sin luz eléctrica, por tanto sin refrigeración que permitieran la conservación de algunos cadáveres que utilizó para sus disecciones,  sean prácticamente exactos en todos sus detalles, como algunos trabajos actuales comparados con la resonancia magnética; estos autores confirman que existe una extraordinaria similitud y exactitud de los estudios de Leonardo comparados con la actual resonancia magnética.

Agregamos algunas imágenes de la Anatomía humana, concebida actualmente, que nos permite comparar el conocimiento actual vs el de Leonardo de hace ya más de 500 años. Espero que este trabajo sea agradable, práctico y didáctico para comprender a este genio, que, sin ser médico, ni anatomista propiamente, fue el pionero de la descripción anatómica humana de tipo dinámico. Como se observa en sus láminas de la laringe, copula, flexión de rodilla y válvulas cardiacas entre otras. Sin dejar de reconocer que todos sus hallazgos fueron producto de la observación minuciosa y metodológica de sus “cuerpos humanos disecados”. En fin, nunca dejará de sorprenderme su genialidad al describir el cerebro humano, los ventrículos cerebrales, el ojo, quiasma óptico y la visión.

Los invito a analizar y después enriquecer este trabajo con sus comentarios y críticas que siempre serán bienvenidas para mejorar permanentemente. La conocida frase “saber ver” que se le atribuye a Leonardo Da Vinci. Este “saber ver”, este poder de observación que siempre lo caracterizó y el cual desarrolló desde temprana edad, le dio esa capacidad de crear e investigar en tan diversos aspectos del conocimiento humano.

Leonardo incursionó en muchas áreas destacando en ingeniería con el diseño de canales, puentes y un proyecto que realizó para desviar de su curso el río Arno, lo cual no se concretó. También diseñó armamento militar como las ballestas, bombardas, tanques de guerra y puentes portátiles para usar en la guerra.

Diseñó diversos artefactos algunos considerados como futuristas como bicicletas, paracaídas, diversas máquinas voladoras, submarinos y helicópteros. La mayoría de los cuales no fueron construidos por las limitaciones que presentaba la tecnología en dicha época.

Por obvias razones, siendo médico, admiro el interés de Leonardo sobre la anatomía del cuerpo humano, en especial sus descripciones “fotográficas” de las estructuras anatómicas, que “intenta gráficamente de enseñarnos cómo funciona”. Es decir, nos vierte por primera vez hasta su época de una “anatomía funcional”.

Su particular inquietud sobre los fenómenos ópticos lo llevó a realizar observaciones muy concretas sobre la luz y su comportamiento de ésta en el agua y en el aire. Estos estudios estaban basados en la odontología y fueron los que más sirvieron a la voluntad pictórica de Leonardo.

Estudió la estructuración de la mandíbula y los dientes, así como el efecto que tenía la desdentación en la expresión de una persona. Dentro del conocimiento anatómico Leonardo “retrató”: la boca y los dientes donde puede mostrar el carácter de sus personajes. Ejem., El dibujo de 5 cabezas grotescas conocido como “Los Caracteres” donde la cavidad bucal, los maxilares, los labios y los dientes (o su carencia) determinan el temperamento de cada una de ellas.

(Fragmento del libro Leonardo y la Anatomia del Cuerpo Humano, de la autoría de José Luis Gutiérrez Herrera, publicado por Fomento Editorial BUAP)

Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo y escuchando buenas rolas. * De fondo suena 'Two Steps, Twice', de Foals *

Be first to comment