Alberto Moreno, Director de la OSBUAP opina sobre la pérdida del músico Keith Emerson

Compartir

Alberto-Moreno-1

Óscar López: ¿Qué opinas de las muerte de Keith Emerson?

Alberto Moreno: Cuando cumplí 15 años mis papás me querían comprar ropa; yo les dije que no, que mejor me compraran el Tarkus de Keith Emerson Palmer. Me dejó mareado que un hombre de veintitantos pudiera manejar tantas esferas musicales, teniendo un nivel de excelencia en lo clásico, en el jazz, en el rock progresivo, porque Tarkus es algo impresionante, es el Hammond B3, es el sintetizador Moog, la aparición del Melotrón y unifica en un lenguaje extraordinario, la propuesta de lo que sería el jazz progresivo que para mí, eclipsó a todas las corrientes de la llamada música culta contemporánea.

OL: Eran los años es que se estaba inventando el rock, la estructura de un grupo de rock siempre tenía como protagonista a la guitarra, pero con Emerson Palmer, los teclados pasan a ser los protagonistas.

AM: Los virtuosos de esa época, Jimmy Page, Alvin Lee en la guitarra, si bien eran buscadores de un nuevo territorio, pero existía otro territorio que era el del jazz, del country; pero el virtuosismo del rock viene con Keith Emerson, vendrá con Jon Lord de Deep Purple. Lo interesante es que eran músicos entrenados, que asistieron al conservatorio o tuvieron una formación tradicional y entonces tenían los elementos técnicos que correspondía a la creatividad de su cerebro. Sus manos sí podían hacer lo que les dictaba el cerebro. Para mí Tarkus es una obra maestra, cuadros en una exposición porque son obras orquestales y que  traduce la orquesta a los teclados, al sintetizador, al órgano, acompañado de un virtuoso de la batería como Carl Palmer. La pérdida de Keith Emerson es tremenda; sin embargo, su legado es muy amplio.

OL: Me comentabas que la figura de Emerson es una figura muy importante en tu vida

AM: Me llamaba mucho la atención lo que hacía Emerson porque estando en esta ciudad, donde había muchos conocimientos clásicos y escuchar a la gente de rock haciendo cosas nuevas, incorporando una fuga de Bach, incorporando un tema de Mussorsky, pues era algo novedoso y que estaba a tu alcance, entonces eso fue formativo, fue una formación autodidacta para mí. No era nada fácil descifrar el Tarkus de Emerson y me hizo  considerar ese eclecticismo que me ha llevado felizmente por la vida. Siempre estoy aprendiendo, dejándome sorprender de las corrientes, de las vidas dedicadas a esto. Porque un género es una vida dedicada, un estilo es una vida dedicada.

 

Be first to comment