La BUAP, una institución con prestigio y socialmente responsable: Alfonso Esparza Ortiz

Compartir

DSC_5031

  • Al rendir su Segundo Informe de Labores, afirmó que los avances garantizan a las generaciones futuras una institución viable, de calidad e influyente en su entorno social
  • Trabajo en equipo y sinergias, caracterizan su gestión

A partir de acciones innovadoras en los rubros de ampliación de la matrícula y la oferta educativa, bienestar de los recursos humanos, infraestructura y acompañamiento al estudiante, ejes estratégicos del Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2013-2017, la BUAP se posiciona como una institución con prestigio y socialmente responsable, fruto de sinergias y trabajo en equipo, rasgos distintivos de su gestión.

 

Al rendir su Segundo Informe de Labores, el Rector Alfonso Esparza Ortiz ratificó el trabajo y compromiso que consolida el modelo de política pública universitaria: “un modelo de educación de consenso profesional y socialmente reconocido; pero sobre todo, una visión de lo que somos y vamos a ser, una mirada a la universidad del mañana, una mirada de todos nosotros en la sociedad del futuro”.

En sesión solemne del Consejo Universitario, señaló que los avances del último año forman parte de un proyecto cuya visión ha sido trazada en el PDI 2013-2017, para garantizar a las próximas generaciones una institución viable, de calidad, reconocida e influyente en su entorno social.

“Hoy, la sociedad reclama de la universidad pública acciones innovadoras que contribuyan a enfrentar los retos de un mundo en constante cambio. Lo hemos hecho sumando esfuerzos y aprovechando el talento individual para multiplicarlo. Esa sinergia es el rasgo distintivo de esta gestión”, sostuvo en la ceremonia protocolaria, cuyo presídium compartió con el gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, y a la que asistieron ex rectores de la Institución y rectores de las universidades de Guadalajara, Chiapas, Guerrero, Tlaxcala y Tabasco, así como al coordinador de Educación Superior del Banco Mundial, Francisco Marmolejo Cervantes.

Seguimos avanzando

 En el Auditorio del Complejo Cultural Universitario, donde se dieron cita más de 3 mil 500 personas, entre académicos, estudiantes y funcionarios universitarios, así como representantes de los poderes ejecutivo, judicial y legislativo, y de los sectores social y privado, afirmó: “hemos logrado dar acceso a más estudiantes a una educación de calidad. Diseñamos nuevos planes de estudio innovadores y con carácter internacional. Hoy la oferta educativa incluye 80 opciones profesionales en diversas modalidades, 103 posgrados y dos programas de bachillerato en 19 planteles”.

 DSC_8223

Durante su gestión, dijo, se han beneficiado a mil 838 profesores -casi el 40 por ciento de los docentes-, con 181 nuevas plazas de tiempo completo, a través de concursos abiertos por oposición, y se han otorgado mil 186 definitividades y 471 promociones. En tanto que para los administrativos se mejoraron las condiciones de 244 trabajadores entre definitividades y promociones, y se brindó estabilidad laboral a 855 que estaban contratados bajo diversas modalidades.

En infraestructura se creó el concepto multiaulas y multilaboratorios. En dos años se han construido dos multilaboratorios y siete edificios multiaulas, éstos últimos representan 147 salones más, donde alumnos de diversas carreras pueden tomar clases de manera simultánea, realizar prácticas,

interrelacionarse y potenciar sus capacidades. “Nuestro propósito es brindar las condiciones para asegurar la funcionalidad de la Institución, en un mundo que necesita una visión multidisciplinaria para enfrentar sus retos”, expresó.

Asimismo, Esparza Ortiz informó que se diversificaron los programas de acompañamiento al estudiante, para apoyar su desempeño académico y vida sana. En el programa de mentoría, se incorporaron mil 883 lobomentores que guían a sus compañeros durante su formación académica. Se otorgaron 14 mil 695 becas, con lo que dos de cada 10 alumnos tienen algún tipo de apoyo. Entre éstas destacan 3 mil 234 becas alimenticias. Se instalaron 40 bebederos, así como el primer kiosko sostenible, que cumple un doble propósito: alentar la actividad física de los jóvenes y generar energía eléctrica para cargar celulares, laptops, tabletas y otros dispositivos. Se trata de acciones de innovación y transferencia de tecnología, resultado del trabajo de los investigadores.

Por otra parte, además del ingreso semestral que permitirá recibir a 2 mil 30 nuevos estudiantes en enero próximo, se incrementó la presencia de la BUAP en el estado, luego de identificar las vocaciones productivas de los municipios y regiones para impulsar su propio desarrollo. Así se crearon y reorganizaron campus temáticos que cuentan con programas e infraestructura a la existente en la ciudad de Puebla.

“Si sumamos a este esfuerzo las 10 extensiones regionales de nuestras preparatorias, alcanzamos presencia en 22 municipios. En apenas dos años, se duplicó el número de estudiantes en el interior del estado y hoy representan el 15 por ciento de la matrícula total de la universidad. Los jóvenes provienen de 178 municipios, con lo cual nuestra influencia se extiende al 82 por ciento del territorio estatal”, puntualizó.

 En el ámbito de seguridad social se crearon dos unidades de Medicina Familiar, en Ciudad Universitaria y en el Hospital Universitario, que brindan servicios de primer nivel, toma de muestras de laboratorios y área de urgencias, para agilizar los tiempos de atención. Se adquirió un inmueble para ampliar la Casa del Jubilado y se otorgó en comodato dos inmuebles a los sindicatos ASPABUAP y SITBUAP.

 Esparza Ortiz resaltó también la actualización del Reglamento de Ingreso, Permanencia y Promoción del Personal Académico (RIPPPA), con la incorporación de nuevas categorías y niveles, así como la flexibilización de la contratación y promoción de profesores. Para favorecer la titulación de los estudiantes se disminuyó el costo de los trámites, de 40 hasta 90 por ciento, y se estableció la Ventanilla Única para realizar trámites relacionados con el servicio social, bibliotecas y servicios escolares.

 “Gracias a esto obtuvimos la certificación conforme a la Norma WorldCOB, como institución socialmente responsable en los rubros de relaciones laborales, sociales y responsabilidad ambiental. En esta misma línea nos adherimos al Pacto Mundial de las Naciones Unidas”, dijo.

 Con respecto al Parque Lineal Universitario, refirió que éste es resultado de una acción conjunta entre el gobierno del estado, el ayuntamiento de Puebla y la BUAP, para brindar a los universitarios y sociedad en general, una vía de transporte moderna y sustentable. Además de la ciclovía de Ciudad Universitaria, se creó la del Complejo Cultural Universitario, que permite el tránsito de la nueva Farmacia Universitaria Fleming a la Escuela de Artes. También, dos pasos peatonales a nivel sobre Cúmulo de Virgo, para mayor seguridad de los estudiantes.

 Como resultado de la colaboración entre la BUAP, el INAOE y la UDLAP, el apoyo del CONACyT y el gobierno del estado, se inauguró el Laboratorio Nacional de Supercómputo del Sureste de México (LNS), que cuenta con una de las 500 computadoras más poderosas del mundo.

Finalmente, destacó la ampliación de la oferta artística con la creación de la “Concha Flotante”. Así como la modernización de las instalaciones deportivas: hoy existe un emparrillado de fútbol americano de calidad profesional, canchas de hockey, pádel y squash, entre otros.

“Nuestro prestigio descansa en el reconocimiento del bachillerato universitario, la acreditación de los programas de licenciatura, la presencia de nuestros posgrados en el padrón de calidad del CONACyT, el nivel de consolidación de nuestros cuerpos académicos, que nos hace ser la universidad número uno del país, y los miembros del Sistema Nacional de Investigadores que hoy suman 527, lo que representa un crecimiento del 25 por ciento en esta gestión”.

“Ninguno de estos resultados es individual, todos requieren trabajo conjunto y esfuerzo decidido. Asumimos la responsabilidad de impulsar un acuerdo social que haga de la educación un motor del desarrollo económico y social”, enfatizó.

 Así, tras afirmar que la sinergia más importante es aquella que permite interactuar con la sociedad, agradeció a los allí presentes la confianza que depositan en la BUAP: una institución con un importante capital de credibilidad social, gracias al esfuerzo de estudiantes, profesores y trabajadores universitarios.

 En su mensaje final, Esparza Ortiz subrayó que la Universidad va más allá de la generación de conocimiento, también es protección, salud, internacionalización y diálogo.

 De esta manera, “en la BUAP formamos seres humanos, ciudadanos responsables con su entorno, centrados en mejorar el mundo desde los puestos que desempeñen, con sentido de superación, analíticos, críticos, participativos y comprometidos con México, esto es la Universidad, algo que vibra, late y trasciende”.

 Por ello, agregó, la Institución es responsable con su entorno sustentable, se relaciona de manera eficiente con los recursos y es respetuosa de las generaciones futuras. “La Universidad debe estar cerca de nuestros profesores, investigadores, trabajadores administrativos, jubilados y, muy especialmente, de nuestros estudiantes; establecer un diálogo constante, claro y sincero con todos ellos han sido y seguirá siendo nuestra prioridad”.

 En el Segundo Informe de Labores, el Rector Alfonso Esparza Ortiz   ratificó el trabajo y compromiso que consolida el modelo de política pública universitaria: “un modelo de educación de consenso profesional y socialmente reconocido; pero sobre todo, una visión de lo que somos y vamos a ser, una mirada a la universidad del mañana, una mirada del papel de todos nosotros en la sociedad del futuro”.

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment