Egresado de la BUAP estudiará su doctorado en la Universidad de Illinois, en Urbana-Champaign EU

Compartir

David Carrillo Fuchs

 

·         David Carrillo Fuchs es uno de los pocos becados a nivel nacional del Programa Fulbright-García Robles

 

 Su persistencia y motivación por avanzar le permitieron ser uno de los pocos becarios del Programa Fulbright-García Robles. Tras más de dos años de intentarlo y pese a ser rechazado en un par de ocasiones, no desistió. David Carrillo Fuchs, egresado de la Maestría en Estética y Arte, de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la BUAP, fue admitido por la Universidad de Illinois, campus Urbana-Champaign, para estudiar el Doctorado en Comunicación y Medios, dotado de la prestigiada beca.

El Programa Fulbright-García Robles apoya a mexicanos y estadounidenses para que realicen estudios de posgrado, estancias de investigación, docencia y cursos de profesionalización en Estados Unidos y México, financiados por los gobiernos de ambos países y, en menor medida, con recursos de empresas y donativos de fundaciones privadas.

Al terminar la maestría en la BUAP, durante los 25 meses siguientes, el poblano aplicó sin éxito en diversas universidades estadounidenses, así como en distintos programas de becas. Su paciencia pudo más que el temor a ser rechazado por su edad –30 años-, que paradójicamente crecía de la mano de su interés por su objeto de estudio en el extranjero: las tecnologías y medios de comunicación, razón por la que en su momento ingresó al área de Arte y Tecnología del posgrado de la FFyL.

“Yo terminé la maestría en 2012, y durante ese año postulé a varias universidades, no me quedé en ninguna. En el siguiente año, hasta diciembre –pues en ese mes se envían las solicitudes- me hablaron del Fulbright y apliqué. En junio del 2014 me notificaron que fui aceptado. A partir de entonces realicé los trámites correspondientes”, relató.

Sólo era cuestión de seguir intentándolo…

En la búsqueda de una oportunidad, el oriundo de la Ciudad de México naturalmente desesperó al no ser aceptado, sobre todo por el factor edad, pues competía con aspirantes más jóvenes que él. Transcurría el tiempo y, por ende, su edad y preocupación. No obstante, “sólo fue cuestión de seguir intentándolo”.

Después de la prueba de resistencia, Carrillo Fuchs logró su meta: estudiar el Doctorado en Comunicación y Medios en Estados Unidos, para ello vivirá allá cerca de cinco años, con la ayuda de la beca y algunos subsidios por parte de la universidad norteamericana.

Para ser beneficiario del Programa Fulbright-García Robles, los aspirantes pasan por un competido concurso nacional en el que se consideran aspectos como la visión del interesado, es decir, la forma en la que aprovecharán dicho incentivo: claridad y precisión.

Él tiene muy claro su objetivo: averiguar cómo se relaciona la mente humana con los medios de comunicación –sobre todo los denominados nuevos medios o medios computarizados-, en relación con el arte. “Yo diría estética de los medios”, precisó.

Por las características de este tema decidió residir en Estados Unidos, pues en México, incluso en el país vecino, es muy difícil encontrar profesionales con este tipo de estudios, o al menos, con el punto de vista que Castillo Fuchs lo quiere abordar: desde las ciencias cognitivas y la psicolingüística, busca conocer cómo los medios citados afectan la sensibilidad de los seres humanos.

Desde sus estudios de licenciatura, el egresado de la BUAP confirmó su fascinación por los medios, particularmente los relacionados con las nuevas tecnologías. Aunque su carrera es Diseño Multimedia, el área de diseño no le agradó. No le bastó aplicar el conocimiento sobre éstos, prefirió generarlo, eligió “pensarlos” y se decidió por la FFyL.

Recientemente, con las cartas de recomendación que le sirvieron durante la selección, algunas firmadas por investigadores de la FFyL, como Alberto Carrillo Canán, quien fungió como su asesor en la maestría, Castillo Fuchs viajó al estado más poblado del medio oeste estadounidense para introducirse en una nueva experiencia, la cual, según sus propias palabras, le exigirá flexibilidad mental para conocer novedosos esquemas de pensamiento, además de hábito y disciplina en la lectura.

Me gusta la vida, me gusta el amor. Soy aventurero re-vacilador,

Be first to comment