El mejor regalo de Navidad: escuchar en vivo a los Tacvbos.

Compartir
 
 
 

Elizabeth Santos Campos fue una de las ganadoras para irse a ver a Café Tacvba en el CCU como parte de la gira #20delRE y #25deTacvba.

Muy amablemente nos escribió la crónica de lo que significó el concierto para ella. Se las copartimos.

elizabethHola, antes que nada, quiero agradecer a Radio BUAP por haberme dado el mejor regalo de navidad 😉 permitirme escuchar en vivo a una de mis bandas favoritas y que me trae bastantes recuerdos, es algo ESPECTACULAR. De verdad, no saben lo feliz que me hicieron 😀 

Llegué aproximadamente a las 8:00 hrs al CCU, nunca había ido, no sabía qué onda. Entré y en la revisión…
-Tú cámara no pasa.
-¿qué? ¡mi celular super chafa y yo sin poder meter mi cámara!
Así fue como entré sin cámara y  me dije, ¿ahora cómo rayos voy a sacar fotos y videos?
Ya adentro me di cuenta de lo bien que está el auditorio y me puse a pensar en lo bueno que se pondría todo.
Me senté y estaba super forever alone hasta que empezaron a llegar más personas. Al cabo de un rato, se sentó junto a mi la otra ganadora del concurso, que se ve, es bien chévere.
La chilanga banda apareció como a las 9:00 hrs y ¡buum! ¡sentí que iba a explotar!
Ahí estaban todos. Me llamó la atención que estuviera Marian Ruzzi, una chica talentosa y que conozco por el trabajado realizado con Natalia Lafourcade.
Todos tenían esa energía que los caracteriza. Rubén no dejaba de bailar  y Meme ¡Oooh! ¡Se movía súper sensual! (Meme es mi amor platónico), Joselo también se veía súper sensual y coqueto, aunque siempre he pensado que tiene un aspecto muy serio.
Rubén es súper gracioso, no saben las cosas tan bonitas que nos dijo. Me gustó el hecho de que mencionara lo de Ayotzinapa, así nomás, de la nada. Insisto, en que para mí eso es muy valioso. No pude evitar derramar algunas lágrimas cuando nos pidió que nos uniéramos para hacer una especie de oración y todos alzamos nuestras manos mandando buena vibra a los padres que se encuentran devastados. Lo siento, no puedo dejar de hacer hincapié en ello pues pienso en cómo deben sentirse todos esos padres.
Por otra parte, fue muy bonito ver cómo todos unían sus voces, cómo algunos fans lanzaron una sudadera y un collar y cómo se los ponía Rubén ¡qué bonito!
Uno de los momentos más emotivos fue cuando tocaron “El baile y el salón” (mi canción favorita). Recordé a una persona muy especial. De verdad, es toda una experiencia ver y escuchar así, “cerquita” a los tacvbos. Se los juro, ponen tanto de ellos, tanta energía en lo que hacen, incluso hicieron una mini-coreografía sensual (insisto en la sensualidad).
Una de las cosas más intensas y sublimes, es notar cómo cada uno de ellos se deja poseer por un ente viajero, algo que nadie ve pero que se siente, es algo que recorre todo tu cuerpo, te hace vibrar, te hace sentir en un “viaje”, hasta que te desvaneces… ¿Pueden imaginarlo? ¿Lo han sentido? Es el poder de la música.
Fue una experiencia inolvidable ¿saben? los tacvbos me inspiran, me motivan, algún día quiero llegar a ser cómo ellos, ser un gran icono mexicano. Quiero llegar a ser “el himno de las flores del mediodía”.
Pd. Me encontré a un profe de mi prepa en el concierto, estaba junto a mí.
Pd2. Gracias.
Pd3. Lamento haber escrito tanto en la carta y en esto x3.
Pd4. Come frutas y verduras, ESCUCHA RADIO BUAP.

Me gusta la vida, me gusta el amor. Soy aventurero re-vacilador,

Be first to comment