por qué se “eriza” la piel al escuchar música