¿Por qué los artistas deben ser pobres?