Arte

¡Ahí viene el coco!

Mientras vemos sus pies de garras de ave, y sus alas moverse, y su horrenda cara, de pronto se apaga la luz y nos…