Detonaciones Microtextuales

Compartir

Actividad #60 “Detonaciones microtextuales”

Nos llegaron los ´60s y nos vamos a poner en tono.

Primero, agradecerles mucho su continua participación, esta actividad durará un poquito más para que nosotros nos pongamos al corriente en los comentarios que debemos, ya que es un punto muy importante de este ejercicio de escritura creativa.

Segundo, ya hicimos el sorteo del premio por el primer año de las Detonaciones Microtextuales, chequen el video que les dejamos abajo. Han de disculpar nuestros métodos tradicionales para el sorteo, pero nos pareció lo más adecuado. Pronto nos pondremos en contacto con la persona ganadora para que reciba su regalo.

Por ahora vamos a continuar escribiendo.

Actividad #60

Instrucciones

Deberás escribir una minificción inspirada en el trabajo de Albert Soloviev, un ilustrador que ha publicado su trabajo en redes sociales y uno de los que ha trabajado algo que se conoce como el microrrelato hipermedial, esto es una microhistoria con imagen. Lo que Albert hace es agregar un texto corto a una ilustración donde el juego de ambas en el mismo espacio dan una suerte de amplitud narrativa muy interesante. Los temas que el ha tratado van con la identidad, aceptación, violencia de género, pero en este caso, la instrucción será la siguiente:

  • Escogerás alguna imagen, fotografía, ilustración psicodélica, puede ser de cualquier artista o también si es tuya.
  • Escribirás un microrrelato de no más de 150 palabras que no solo acompañe a la imagen elegida sino que cuente lo no contado por la imagen.

Te dejamos algunas ilustraciones de Albert Soloviev para inspirarse.

No olvides:

  • Título.
  • Escoger una imagen psicodélica y escribir en conjunto a la imagen un texto breve.
  • Si la imagen es de tu autoría, puede ser de cualquier tema, pero debe ser ilustración, foto o collage.
  • No más de 150 palabras.
  • Subir imagen y texto a comentarios.
  • Límite 16 abril 2021, 23:59 hrs.
  • Firma con nombre o seudónimo.

Recomendación musical

Minificción recomendada (otro ejercicio entre texto e imagen)

Tu muerte era muy pequeña, cabía en una toalla nueva, que aún olía a nueva. Tu muerte apenas dejó la sombra de un pliegue en la cama de matrimonio donde te velaron, con los ojos resecos, muertos también por puro respeto, una madrugada. Se hizo de día, la noche se marchó por esa puerta como había venido y todos tendrían pronto otras cosas que hacer. Llegó el carpintero, tocó a la puerta tres veces, como en los cuentos, y decidieron empezar a vestirte, con la ropa más bonita de todas, como si fueras a dar un paseo. Tu muerte fue muy pequeña, casi invisible, sonaba a rezos antiguos y sollozos contenidos. Pero a tu madre se le quedó en los brazos el hueco irremplazable de tu cuerpo de muñeca, y hubo horas en el día que ya nadie supo llenar sin ti. Tu muerte se extendió por el pueblo metida en una caja que parecía el cofre del tesoro de alguien. La vieja de los ataúdes recorrió la calle principal cargando tu muerte como si fueras agua y todo el pueblo siguió el sendero que llevaba al camposanto. Allí se juntó con todas las otras muertes, que habían sido más o menos del tamaño de la tuya. Allí las ancianas temblaron y las madres jóvenes se acariciaron por instinto el vientre al sentir que la muerte grande, la que hiela la sangre y te tumba de un golpe seco, se paseaba entre las cruces y los vivos, rozándoles las trenzas con sus dedos de hueso.

Sorteo

 

3 Comments

  • Responder abril 13, 2021

    Sibarita

    Hogar

    Es increíble lo hermoso que es el hogar que hemos construido juntos.

    Muchos dicen que es claro que nuestra casa tiene mi estilo, que los grandes ventanales y los sillones acojinados son “muy yo” pero aunque nadie lo dice nuestra casita también es “muy tú”.

    En los finos detalles de la pintura que pusimos durante largas jornadas, pueden verse tus toques de dedicación y consistencia. Y los arrebatos de música que a momentos llenan los rincones también son completamente tuyos.

    Me encanta pensar que a través de los años hemos ido llenando esta casa. No solo de nuestro amor y de nuestras personalidades, sino también de nuestros sueños y anhelos.

    Y me emociona aún más saber que con los años seguirá evolucionando.

    Sibarita

    Inspirado en la pintura “La Famille du peintre” de Giorgio de Chirico

    https://www.wikiart.org/en/giorgio-de-chirico/the-painter-s-family-1926

  • Responder abril 14, 2021

    Lord Erhaben

    Equilibrio

    Llegué a ese lugar donde pude ver cómo está organizada la vida por medio del árbol que atraviesa las dimensiones del espacio y el tiempo. Este árbol mantiene el equilibrio de estas dimensiones evitando el caos. Junto al árbol hay una construcción similar una choza donde habitan las aves primigenias. Estas aves, se encargan de atacar a cualquier ser que intente perturbar la labor del árbol. A su vez, el árbol despliega sus ramas y en lugar de tener hojas, entre los espacios de las ramas se ven las dimensiones, de un lado los avances tecnológicos de la humanidad, del otro las arañas que van uniendo cada rama con sus telarañas evitando que colapsen unas con otras. Finalmente, noté que muchos ojos me miraban mientras escuché una voz que provenía del árbol y me decía “initium et finis”

    La imagen la encontré aquí, no encontré datos del autor: https://ibb.co/VJzBbD5

  • Responder abril 14, 2021

    Uri

    Lluvia invisible.

    Cuando las almas se desprenden del cuerpo van ocupando el mar del cielo. Al estar a punto de desbordarse selecciona algunas y las va regando por la tierra, no sin antes haberlas pasado por el Leteo para olvidar su anterior vida. En un tiempo subian almas con su traje puesto porque teniendo su vida tan pesada del cansancio ni habian podido quitarselo, después descansaban y al final desendian como si fueran nuevas. Sin embargo, en estos siglos que los nacimientos van en aumento ¡ahora ya no les da tiempo ni para quitarse el abrigo! Caen como entran.
    Cuando un espiritista ve el cielo ya no sabe diferenciar entre cuales se van o vienen y se cuestiona sino todas las almas pertenecen sólo a él ya que no puede asegurar la existencia de otras personas.

    UriAbi

    Golconda – René Magritte
    https://encrypted-tbn0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcSGqAKG8poG5Vy1JvDqQ2Feg7EqmrhVQAd7KA&usqp=CAU

Leave a Reply