DETONACIONES MICROTEXTUALES

Compartir

Actividad #52

“Detonaciones microtextuales”

Muchas gracias por sus textos, en breve iremos haciendo comentarios, pues hay que recordar que estas actividades son parte de un proyecto que empezó de forma presencial en la Casa del Libro “Gilberto Bosques Saldívar”, de la BUAP, como parte de la propuesta de La Sala de la Lectura y la Ciencia. Además de recibir sus escritos, hemos respondido a sus textos con algunas observaciones que esperamos puedan ayudarles a pulir sus minificciones e invitarlos a seguir escribiendo, que es sin duda un gran ejercicio para la creatividad, y evitar la cordura.

Habiendo perdido el bocho de la muerte en un extraño caso de abducción, pensamos que el espacio siempre es un gran lugar para una microficción.

Actividad #52

Instrucciones

Deberás escribir una minificción sobre un viaje al espacio, a algún planeta de tu interés, gusto o curiosidad pero, hay una restricción, el viaje no puede ser en una nave espacial, o nigún tipo de transporte aéreo de motor.

 No olvides:

  • TÍTULO
  • No más de 120 palabras.
  • Tema: viaje al espacio sin nave espacial o transporte aéreo de motor.
  • Subir texto a comentarios.
  • Límite, 15 de febrero 2021, 23:59 hrs.
  • Firma con nombre o seudónimo.

Recomendación musical

 

 

Minificción recomendada

Lección aprendida

Siglos después de su destrucción total, la Tierra fue nuevamente creada en una apacible galaxia situada a millones de años luz de su antiguo sistema solar… esta vez sin seres humanos, graicas a Dios.

Rafael García Z.

8 Comments

  • Responder febrero 10, 2021

    cookie

    Desde el accidente que tuve el mes pasado, he tenido el mismo sueño recurrente: comienzo a flotar hasta que atravieso el techo de la habitación. De pronto ya no estoy en casa, sino que me encuentro volando al lado de las estrellas, todo es muy hermoso.
    Encontré un pequeño planeta escondido detrás de la luna, es algo oscuro pero esta lleno de miles de luces fluorescentes. Ahí albergan unos seres muy peculiares, no son como los marcianos que salen en la televisión, sino que parecen grandes hadas que dicen haber vivido antes en la tierra, ahora son mis amigos. Mientras mas pasa el tiempo me es mas difícil despertar, incluso estoy llegando a pensar que todo esto es real.

    • Responder febrero 22, 2021

      Deniss Guerra

      Cookie, muchas gracias por volver a escribir, y a qué viajezote nos has mandado. Está bien interesante que ni es personaje ni nosotros como lectores sabemos qué es lo real, utilizaste un sueño para llegar al espacio. El detalle del viaje es muy sencillo y hace que no dudemos de lo certero de su vuelo. Nuevamente nos quedas a deber el título, en las minificciones resulta muy importante, pues por la limitación de las palabras en el texto, puedes aprovechar el título para decir algo que no pudiste decir en el cuento. Muchas gracias.

  • Responder febrero 11, 2021

    Uri

    Lucero del alba, lucero vespertino

    Me encanta observar a Venus, la más resplandeciente presencia que no abandona el cielo ¿cómo llegar a tí y conocerte?
    Quiza transformandome en arte y cual sino “la musica” cuya belleza es abstracta, igualable a la que generas. Quiza al aprenderla ¡me nazcan alas! o ¡llegue arrullarme tanto en melodias que duerma y aparezca en el sueño de estar en tu presencia!
    Más practico eternamente, rasgo mi instrumento; apenas genero escalones para llegar al cielo. Y ¡para colmo! cuando cometo errores, se destroza toda mi labor haciendome caer al suelo.

    Oh musas ayudarme o ¿acaso tendre que robar la carroza de Helios o Selene para alcanzarte? ¿Qué hacer? Algún día lograre conocerte?

    UriAbi

    • Responder febrero 22, 2021

      Deniss Guerra

      Uriel, muchas gracias por seguir. Qué lindo, poético y mitológico cuentito. Me ha encantado la idea de volar con la música, una idea lindísima. Llenas tu texto de ritmo y declamación, dentro de él tú personaje hace cosas pero todo el tiempo está dirigiéndose a su musa. Además en efecto buscas viajar al espacio sin decirlo explícitamente. Muchas gracias Uriel.

  • Responder febrero 13, 2021

    Lord Erhaben

    …A la luna

    El Gun Club encabezado ahora por J.T. Maston tardó la mitad de tiempo en replicar el proyectil que se lanzó hace dos meses. Todo se hizo como la primera vez excepto por un detalle, sin tripulantes ya que el objetivo del nuevo era el desviar el curso del que ya estaba en la orbita de la luna y así este último pudiera descender en el astro. Los cálculos se hicieron con precisión para que no hubiera colisión entre ambos. Después de que se disparó, pudieron constatar a través de los telescopios que la misión había sido cumplida. El primer proyectil parecía un lunar en la superficie blanca del satélite terrestre. Ahora, sólo queda esperar señales de vida de los tripulantes.

    • Responder febrero 22, 2021

      Deniss Guerra

      Lord Erhaben, muchas gracias. Qué cuento tan interesante pero además con la estructura casi de una bitácora, anotas los pasos del proceso que se llevó a cabo, y los detalles del mismo. En efecto llegaste al espacio sin una nave voladora. Dejas tanto a los personajes varados como al mismo lector. Muchas gracias.

  • Responder febrero 15, 2021

    Arthur Dent

    La náufraga

    Francesca va a la deriva, se aferra al suelo y siente mucho miedo. Sus estudios en contabilidad le aseguraron un puesto en una gran empresa del rubro automotriz, pero tristemente no le permiten hacer o entender algo respecto a su situación actual. Todo comenzó como una grieta en el ártico que se extendió por todo el planeta, poco a poco la superficie se fue fragmentando hasta que repentinamente, los pedazos comenzaron a separarse. Ella no lo sabe, pero su trocito de tierra se dirige a Saturno, un bello planeta anillado en el que curiosamente llueven diamantes, cosa que seguro le agradaría, sino fuera por el hecho de que es un mundo en el que la vida no es posible.

    Arthur Dent

    • Responder febrero 22, 2021

      Deniss Guerra

      Arthur, muchas gracias. Me atrevo a decirte que estás desarrollando una ironía muy particular en tus textos y que además es muy emblemática de las minificciones. El final me ha encantado, sencillo y todo un punch de realidad dentro de lo que parecía ser un universo ficticio por completo, desde el título comienzas está ironía que al inicio no tiene tanto peso, con el final das un vuelco divertido. Rompes muy chido con la vida cotidiana de Francesca y de nuestra propia idea de vida cotidiana. Muy padre la idea de llegar al espacio en trocitos de tierra. Muchas gracias.

Leave a Reply