Este 9 de marzo paramos pero no nos inmovilizamos

Compartir

Paramos porque estamos hartas de las múltiples violencias que sufrimos sobre nustros cuerpos, pero no nos inmovilizamos, enfrentamos nuestros miedos juntas y nos autocuidamos.

Paramos porque estamos cansadas de la invisibilización del trabajo doméstico y del cuidado, pero no nos inmovilizamos y gestionamos el cidado colectivamente.

Paramos para detener el flujo capital, pero no nos inmovilizamos y nos reapropiamos de la universidad pública, libre y gratuita.

Paramos porque no soportaremos más los acosos y el silencio cómplice que sufrimos en la universidad, pero no nos inmovilizamos y vivimos nuestros cuerpos libremente.

Paramos porque no queremos heredar nuestros miedos a los niños y niñas pero no nos inmovilizamos y construimos espacios donde aprendemos a vivir en libertad.

Paramos porque el lugar de víctima nos asfixia y nos movilizamos juntas, alegres y rebeldes.

Be first to comment