Manifestaciones dancísticas y musicales de Puebla

Compartir

En esta ocasión queremos compartirte de forma cronológica algunas manifestaciones dancísticas y musicales del estado de Puebla y la evolución que estas tuvieron partiendo de la época prehispánica hasta la Puebla Contemporánea.

Puebla prehispánica: adoración a Quetzalcóatl

Este cuadro retoma los elementos simbólicos del dios Quetzalcóatl. El El origen de su nombre surge del náhuatl “Quetzal”, ave de hermoso plumaje y “Coatl” serpiente, lo que hace la “Serpiente Emplumada”. Así mismo en estas representaciones dancísticas, vemos la puesta en escena de las leyendas en torno a la cosmogonía náhuatl.

Estampa criolla

El proyecto de Colonia en América fue muy diferente al de otros países, España buscó trasladar vida española a sus dominios en el nuevo mundo, y es así como se trasplantan gran cantidad de manifestaciones culturales, indumentaria, instituciones, arquitectura, fiestas, etc. En esta época las clases dominantes de españoles y criollos trataron de recrear vida española en América, continuando con la práctica de géneros dancísticos de moda en Europa y creando incluso algunos nuevos.

Danzas indígenas

Una vez terminada la fase bélica de la conquista se inicia el periodo colonial, se había dominado físicamente, ahora se buscaría el dominio ideológico de los conquistadores. Es así como los misioneros al servicio de la Corona, comienzan la utilizar las prácticas culturales ya existentes para la introducción de la religión católica y, es por medio de la danza que se inicia este proceso, dándose el consecuente sincretismo cultural.

Fiesta en la Huasteca

La huasteca es un área geográfico-cultural que abarca parte de los estados de Puebla, Veracruz, San Luis Potosí, Hidalgo y Tamaulipas, de clima húmedo y cálido, es cuna de huapango, una de las variaciones del “son mexicano” que tiene como característica el acompañamiento instrumental compuesto por un violín, un requinto y una guitarra de golpe llamada huapanguera.

Bailes de salón en el Porfiriato

El México del siglo XIX estuvo marcado por una gran inestabilidad social e interminables golpes militares, pero para el último tercio del siglo aparece la figura de Porfirio Díaz, quien tuvo aspectos negativos pero también realizó acciones positivas que ayudaron al país a cimentar su camino a  una nueva etapa, encontramos en su gobierno grandes contrastes por un lado la pobreza generalizada en la mayor parte de la población y por el otro, la opulencia y el despilfarro de la clase dominante, misma que trata de imitar las novedades y modas provenientes de Europa, es así como las fiestas de salón de ese período se caracterizan por el uso de ritmos y formas dancísticas de origen europeo.

Sones y jarabes poblanos

Después de la guerra de independencia, México como nación entra en un nuevo período histórico todas las manifestaciones artísticas y culturales reprimidas durante el Virreinato salen de la clandestinidad y emergen a la luz pública, y este es el caso de los “jarabes” o “sonecitos de la tierra” típicos de las tertulias populares y herederos de todas las manifestaciones dancísticas, musicales y músico-literarias que llegaron a nuestro territorio a lo largo de los 300 años anteriores. Durante el siglo XIX y hasta los años cuarenta del XX estos sones y jarabes se practicaron en el Valle de Puebla.

Tengo 20 años y soy estudiante de cuarto semestre de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP. Me gusta la música y mi mayor pasión es el fútbol.

Be first to comment