#Cinrecomendación: La tumba de las luciérnagas

Compartir

Para los fanáticos del estudio Ghibli no resultará extraño decir que “La tumba de las luciérnagas” es todo clásico. Llena de melancolía, sufrimiento y nostalgia; esta película retrata la infancia japonesa durante la Segunda Guerra Mundial.

DirecciónIsao Takahata
ProducciónToru Hara
GuionIsao Takahata
Akiyuki Nosaka
Basada enLa tumba de las luciérnagas de Akiyuki Nosaka

Para dar contexto, recordemos que durante la Segunda Guerra Mundial, el mundo se dividió  en aliados y las potencias ejes; dentro de este último grupo se encontraba Japón.  De tal forma que las constantes tensiones y el desarrollo especializado de armas propició el ataque de los aliados a este país por medio de dos bombas nucleares; little boy y fatman además de los continuos ataques aéreos.

Así la historia empieza a relatarse el 21 de septiembre de 1945. De primera instancia, nos encontramos con una escena de Japón en ruinas. Donde una vez finalizada la guerra, pasa desapercibido un niño que agoniza en la estación de trenes. 

Resultado de imagen para la tumba de las luciernagas

Dicho niño es Seita, cuyo espíritu se encuentra con el de su pequeña hermana Setsuko, y comienza a rememorar la crudeza de la guerra y todo el camino que tuvieron que recorrer para vivir de la mejor forma posible la guerra.

Dentro de lo más sensible y terrible de la aventura de estos dos hermanos, nos encontramos con su situación de orfandad. Su padre al ser militar desvanece toda posibilidad de vida, mientras que su madre muere en la cama de un hospital en plena guerra.

Conmovedora y desgarrante esta producción del Estudio Ghibli es uno de los mejores retratos de Japón durante el periodo de guerra, pero no sólo eso, sino también de la niñez que ve pérdida su ilusión ante la violencia.

Resultado de imagen para la tumba de las luciernagas

Estudiante de Psicología. Desde hace 21 años jugando a ser humana.

Be first to comment