¡Cocina con el sol!

Compartir

En estos días de calor que nos sentimos derretir, la radiación solar en México se encuentra en niveles altos y no la aprovechamos. La energía proviene del sol, nuestra estrella más cercana. Los rayos solares llegan a la tierra desde el espacio en forma de luz y calor, en pequeñas partículas llamadas fotones.

La energía solar es limpia, inagotable y gratuita. La forma más básica de aprovecharla es para el secado de ropa, pero también se puede utilizar para calentar agua y cocinar alimentos en vez de usar combustibles fósiles o electricidad.

La idea es simple, consiste en atrapar el calor del sol,  concentrarlo en un pequeño espacio para aumentar la temperatura y usarlo para cocinar.

En 1600 un físico alemán, E.W. von Tschirnhousen, hizo lentes grandes para hervir agua en una olla de barro. Esto fue escrito en el primer estudio publicado de cocinas solares en 1767, por el Suizo llamado Horace de Saussure que realizó numerosos experimentos sobre el efecto invernadero, construyó un horno en miniatura con 5 capas de cajas de vidrio boca abajo sobre una mesa negra e informó que cocinaba fruta. Posteriormente construyó una cocina con 2 cajas de pino forradas con 3 capas de vidrio, y luego agregó un aislamiento de lana entre las dos cajas. La imagen 1, muestra la caja diseñada por Saussure.

Imagen 1. Corte de la primera caja aislante diseñada por Horace de Saussure en 1767.

Entre 1860 y 70, Augustin Mouchot fue el primero en combinar la trampa de calor de la caja / horno y los conceptos de quemadores de espejos para crear un horno solar. En 1877, Mouchot ideó cocinas solares para soldados franceses en Argelia, Vió un gran potencial comercial en las colonias francesas ricas en sol y escasas en combustible en el norte de África y Asia. Incluyó un cono de metal brillante, hecho de una sección de 105.5 grados de un círculo. Hizo pan en 3 horas, construyó una cocina separada para cocinar verduras al vapor. En 1876 en India, W. Adams desarrolló un horno octagonal con 8 espejos que cocinaba raciones para 7 soldados en 2 horas. En la década de 1930, Francia envió muchas cocinas solares a sus colonias en África. La India comenzó a investigar la energía solar como un sustituto de la disminución de la madera y el agotamiento del suelo debido a la quema de residuos de cultivos y excrementos. En  1945 El pionero indio Sri M. K. Ghosh diseñó la primera cocina de caja solar producida comercialmente.

Una serie de estudios cualitativos y cuantitativos han mostrado que el acceso a la energía está ligado a mejores oportunidades. En Uganda, la República Unida de Tanzania (África Oriental) y en Nigeria (África Occidental) se tienen historias sobre el impacto positivo y transformador que ha tenido el acceso a la energía solar en la salud, la educación, la mejora del entorno.

Desde el primer horno solar hace 250 años, al día de hoy, se han realizado numerosos experimentos y estudios sobre el efecto invernadero y la radiación solar, tanto para cocción, secado de alimento y  pasteurización. La cocina solar se ha aplicado como herramienta práctica y solidaria.

Básicamente existen dos sistemas de cocción solar: los basados en el principio de acumulación (hornos solares) y en el principio de concentración (las cocinas solares parabólicas).

Imagen 2.  Funcionamiento de Horno Solar.

En el horno solar, como se muestra en la imagen 2, una caja aislada térmicamente por todas partes, menos por la cara superior orientada hacia el Sol cubierta con un material transparente a la radiación solar, por lo general vidrio o plástico; nos permite recibir la energía radiante solar y almacenarla en su interior gracias al efecto invernadero. Se sitúa en su interior un recipiente con los alimentos a cocinar. De este modo se pueden alcanzar de 90 a 120 grados centígrados, también depende del número de reflectores que tenga.

El siguiente video del grupo Hydro Environment Hidroponía  nos explica cómo construir una estufa solar.  

En un horno solar la radiación no se concentra directamente en el recipiente de la comida, por eso tarda más en cocinarse.Imagen 3.  Funcionamiento de la Cocina Solar Parabólica.

La cocina solar parabólica, sí concentra la radiación solar directamente sobre el recipiente, y éste se calienta rápidamente, incluso hay que tener precaución en su funcionamiento, la superficie generalmente es una parábola de revolución, los rayos al llegar a la superficie de la parábola chocan y convergen en un mismo punto, llamado foco de la parábola, es el punto de mayor calor, donde se sitúa el recipiente con los alimentos.

El siguiente video de Gabriel González Vilches, llamado cocina solar reciclable en accion, muestra las capacidades de la cocina Solar Parabólica SOLARIA C3, cuando  coloca un pedazo de cartón en el punto focal, esté comienza a quemarse.

La Cocina Solar “Embudo”, es una propuesta de estufa solar segura, barata y efectiva como su autor Steven E Jones, lo comenta, es un híbrido entre el horno solar y la cocina parabólica, ver la imagen 4. Un embudo grande y profundo, incorpora las mejores características de ambas. Se construye con materiales de fácil acceso como: cartulina, pegamento, frasco, caja de cartón, un trozo de madera, cuerda, una bolsa de plástico. 

Usando la cocina solar tipo embudo

Después de cocinar, es importante tomar precauciones, el frasco, está muy caliente, se deben usar lentes y guantes. El agua hirviendo entró en ebullición lo que significa que alcanzó los 100 °C. Destaparlo poco a poco el frasco y voltear el contenido cocido en otro recipiente.

También puedes cocinar en una pequeña cazuela con tapa, aunque una sopa que tardó aproximadamente 4 horas en cocinarse con la energía solar.

En conclusión, cocinar con el sol es una buena experiencia, es satisfactoria, a la vez resuelve una de las necesidades prioritarias que es la alimentación saludable. Así como incide en el cuidado del ambiente, evitando la deforestación y contaminación.

Lecturas

Si quieres profundizar más en el tema, puedes consultar los siguientes sitios:

Crónica ONU (Diciembre 2015) Volumen LII núm. 3 2015, Energía Sostenible para Todos: el empoderamiento de las mujeres.

Jones Steven E. La Cocina Solar “Embudo” 

Routel Esteban  LA COCINA SOLAR. Desde la patagonia difundiendo saberes Vol 7 No. 10 2010

Solar Cooker(2017) History of Solar Cooking 

***

Nuestra divulgadora invitadas, Gaby Arenaza, nos cuenta: mi mundo está entre los datos y las semillas, las plantas y la tecnología. Me gusta compartir lo que experimento y aprendo en el camino de la vida, soy divulgadora. arenazag@gmail.com

***

Esta entrada es el resultado del taller Escribir para divulgar, donde los participantes han empezado a desarrollar habilidades de escritura, para compartir eso que sabemos o que nos gusta acerca de la ciencia y la tecnología.

Busca otros textos e imágenes en las redes sociales con el hashtag #EscribirParaDivulgar

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment