BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA

Compartir

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, cuyas raíces se remontan al siglo XVI, constituye hoy el principal pilar de la educación superior y la investigación científica y tecnológica en el Estado de Puebla y las entidades circunvecinas.

     Las 33 opciones de estudios de licenciatura que ofrece, así como las 15 maestrías, 3 doctorados y 14 especialidades de posgrado, se complementan con los nuevos planteles de la Escuela Preparatoria y las tres carreras técnicas en ella establecidas.

     Todo esto es sólo una parte del quehacer de la cuatro veces centenaria Institución, nacidas bajo los auspicios de la Compañía de Jesús el 9 de mayo de 1578.  

     En esa fecha, los jesuitas toman residencia en esta ciudad de Puebla y fundan el Colegio de la Compañía de Jesús de San Jerónimo. Nueve años después, por escritura fechada el 15 de abril de 1587, con los bienes de don Melchor de Covarrubias se funda el Colegio del Espíritu Santo que se convirtió desde entonces en foco del humanismo y la ciencia. Sus aulas supieron de la presencia de hombres de letras y humanidades, como Carlos de Sigüenza y Góngora. Antonio del Rincón. Francisco Javier Solchaga. Diego José Abad. Francisco Javier Alegre y Francisco Javier Clavijero.

    En 1767 son expulsados los jesuitas y el obispo de Puebla, don Francisco Fabián y Fuero, reúne en un solo todos los colegios dejados en Puebla por la Compañía de Jesús, bajo el nombre de Real Colegio Carolino, en honor del rey Carlos III, e donde toma su nombre el edificio central de la Universidad.

Imagen relacionada

     Consumada la independencia, el colegio toma el nombre de Imperial Colegio San Ignacio, San Jerónimo y Espíritu Santo. La caída del imperio de Iturbide y la instauración de la República precipitan cambios importantes en la estructura del colegio.

     En 1825, el Congreso del Estado lo convierte en el Colegio el Estado e inicia su vida laica. Distinguidos de esa época son Manuel Carpio, Fernando y Manuel Orozco y Barra y José María Lafragua.

     A la caída del impero, el colegio se transforma totalmente. El positivismo de Guillermo Prieto e Ignacio Manuel Altamirano perdura en el Colegio del Estado hasta su transformación en Universidad.

     El 14 de mayo de 1910 a las puertas del Edificio Carolino es recibido el entonces candidato presidencial Francisco I. Madero en cuya memoria se crea la Plaza de la Democracia.

     El 14 de abril de ese año, el Congreso del Estado decreta la creación de la Universidad de Puebla y faculta al Ejecutivo para dictar las leyes pertinentes. El 23 de abril, el general Maximino Ávila Camacho expide la primera Ley Orgánica de la Universidad de Puebla.

Imagen relacionada

     Durante dos décadas la Universidad mantiene el régimen de tutela del Estado. Sin embargo, cuando en 1852 el general Rafael Ávila Camacho, entonces gobernador del Estado intenta militarizar la institución, la inquietud por lograr la autonomía se convierte en un creciente movimiento estudiantil que toma fuerza y logra la autonomía el 23 de noviembre de 1956.

    La invasión de Playa Girón, el 16 de abril de 1961, constituye el detonante de un movimiento de reforma de la Universidad Autónoma de Puebla. Esta lucha se prolonga hasta 1962 y desemboca en la promulgación de una nueva Ley Orgánica en 1963.

     La oposición de los universitarios a las medidas autoritarias del gobernador Antonio Nava Castillo, en 1964, y el apoyo al movimiento popular de lecheros y taxistas en Puebla fortalecen la vinculación de la Universidad Autónoma de Puebla con el pueblo, vocación que se convierte en uno de los pilares del quehacer docente, la investigación y la extensión de la cultura en la Universidad.

Imagen relacionada

     A partir de los años 70, tras una cruenta lucha, la Universidad Autónoma de Puebla inicia un camino de desarrollo académico y científico que trasforma la estructura de la institución.

     La trayectoria de la U. A P. es reconocida por los poderes del Estado de Puebla al otorgarle el título de Benemérita, con motivo de sus 50 años de vida universitaria, el 2 de abril de 1987.

     Después de una difícil etapa de tres años (1988-1990) que frenó el avance de la Universidad, la Máxima Casa de Estudios vuelve a retomar su rumbo hacía las metas de excelencia académica, desarrollo de la investigación y vinculación con todos los sectores de la sociedad.

     Como parte de este proceso, el Consejo Universitario presenta ente el ejecutivo del Estado un anteproyecto de ley que la LI Legislatura del Estado analiza como iniciativa de Ley de la Universidad Autónoma de Puebla.

     La Ley de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla es promulgada el 23 de abril de 1991 por el Poder ejecutivo del Estado. El 28 de septiembre de ese año, el Consejo Universitario Constituyente aprueba el estatuto orgánico de la BUAP.      Tras años de camino ascendente de la Máxima Casa de Estudios son el umbral de una nueva meta marcada por la determinación de lograr la excelencia académica con compromiso social.

Tengo 20 años y soy estudiante de cuarto semestre de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la BUAP. Me gusta la música y mi mayor pasión es el fútbol.

Be first to comment