Parkinson, no mata pero incapacita

Compartir

Todos hemos oído hablar de la enfermedad de Parkinson, pero pocos hemos reparado en sus implicaciones y los avances en su detección temprana. Pareciera un trastorno neurológico poco común, pero en el mundo siete millones de personas padecen esta dolencia. De ahí que sea la segunda enfermedad neurodegenerativa más común, después del Alzheimer.

           En el caso de México, existe una prevalencia de 50 personas por cada 100 mil habitantes, de acuerdo al Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN). Pareciera un dato inofensivo, pero tan solo en 2013 se registraron más de 500 mil casos en el país, cifra comparable con la población de la ciudad de Toluca.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno progresivo del sistema nervioso e invalida a quien la padece. Afecta en mayor medida a adultos mayores, pero también se ha presentado en personas de 40 años.

No es párkinson todo lo que tiembla, ni todo temblor es párkinson

Sus síntomas aparecen lentamente: temblor de reposo, rigidez y lentitud. Quizá el primero sea una señal de alerta, pero el neurólogo Jaume Kulisevsky dice que “No es párkinson todo lo que tiembla ni todo temblor es párkinson”. También se asocia, en una evolución prolongada, con inestabilidad postural, caídas, interrupción de la marcha, problemas de lenguaje y dificultades para tragar.

Dia Mundial del Parkinson
Fuente: El País.

           Hasta el momento, este padecimiento no tiene cura y se detecta cuando el 70 por ciento de neuronas dopaminérgicas han disminuido. Estas células son responsables del movimiento, en su ausencia las señales nerviosas no se transmiten bien y ocurren problemas motores.

dopaminergicas.png
Fuente: Ideas Pharma

L-DOPA, un fármaco tóxico

Hasta ahora el tratamiento más utilizado es L-DOPA, un fármaco que mejora los síntomas. Sin embargo, después de cinco años de administración el paciente presenta movimientos involuntarios del torso y de las extremidades superiores e inferiores, que llegan a ser más incapacitantes que la propia enfermedad.

           Para disminuir estos efectos tóxicos, investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas (FCQ) de la BUAP utilizaron la “parte noble” de la molécula causante del tétanos. Se trata de la cadena pesada de la toxina tetánica, conocida como Hc-TeTx.

           En experimentos con ratones y después de administrar este fragmento de la toxina, los científicos observaron que las neuronas dopaminérgicas redujeron su muerte en un 50 por ciento. Además, los modelos animales tuvieron mejoría de los movimientos de patas y cuerpo completo. Este hallazgo es descrito por Daniel Limón Pérez de León, autor principal de esta investigación, como un efecto neuroprotector que ayudaría a combatir los indeseados movimientos involuntarios.

            “El aporte científico que descubrimos al utilizar la cadena pesada de la toxina tetánica fue comprobar sus efectos neuroprotectores en modelos experimentales, como la sobrevivencia neuronal y mejoría a nivel motor, principalmente en movimientos finos y gruesos”.

           En 1817 fue descrita la enfermedad de Parkinson. Durante más de 150 años no existió un tratamiento apropiado para estos pacientes, hasta que se descubrió que la dopamina es el neurotransmisor afectado en esta enfermedad.

           En los próximos 50 años, quizá más, la L-DOPA sea el único fármaco efectivo para el paciente parkinsoniano, a pesar de sus efectos negativos a mediano plazo. El doctor Daniel Limón sostiene:

           “No podemos quitar este fármaco, pero hay que tratar de evitar o retardar los efectos negativos del mismo. De ahí, la importancia de entender los mecanismos que desarrollan las discinesias”.

Mientras esto sucede, así como los investigadores de la BUAP, científicos alrededor del mundo suman esfuerzos para conocer el origen, detección temprana y ofrecer opciones de tratamiento contra la enfermedad de Parkinson, como un “reloj” para contrarrestar temblores, reprogramación genética de astrocitos, desarrollo de neuronas artificiales, abundar en la relación entre cambios en el microbioma y trastornos del movimiento, entre otros, con el único fin de mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

Para conocer más sobre esta enfermedad ingresa al siguiente enlace: https://cnnespanol.cnn.com/video/salud-dia-mundial-parkinson-neurologia-enfermedad-encuentro/

***

Nuestra divulgadora invitada Elizabeth Juárez López, es Licenciada en Comunicación. Reportera de la Dirección de Comunicación Institucional de la BUAP. Amante de los viajes y el buen comer.

***

Esta entrada es el resultado del taller Escribir para divulgar, donde los participantes han empezado a desarrollar habilidades de escritura, para compartir eso que sabemos o que nos gusta acerca de la ciencia y la tecnología.

Busca otros textos e imágenes en las redes sociales con el hashtag #EscribirParaDivulgar

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment