La mayor Ganith: la “complicada” verdad eterna

Compartir

Nuestra divulgadora invitada Laura Karina Sánchez Roldán toca nuestro tema favorito, ¡acertaste! Lee lo que dice del mismo.

Supongamos que te acercaste al artículo porque viste el “mensaje oculto” en el título, bien por eso. ¿Ganith? Ganith en hindú significa matemáticas. Desde pequeños a muchos nos han dicho frases trilladas como que tenemos que saber matemáticas, sin explicarnos porqué o para qué sirven y, siendo sinceros, esto nos resulta cansado y tedioso a la vez. ¿A quién no le ha pasado? Es un secreto a voces. Pero nunca nos han acercado a ver de qué tratan las matemáticas, esto sin tomar en cuenta ejemplos de computadoras o puentes. ¿Tomas las matemáticas como un temor más que como un reto y una razón?

La matemática es una disciplina (así como el deporte, la química, la historia o cualquier actividad que requiera comprensión y constancia) relativa a las cantidades, es una ciencia básica formal que sirve para entender a muchas otras ciencias. Su estudio tiene que ver con procesos correctos de razonamiento con entidades abstractas y las relaciones que mantienen las ciencias entre sí.

Es interesante pensar en el pasado, y ver cómo la necesidad de sobrevivir y estar en grupos llevó al humano a ingeniárselas para su supervivencia. Eso es… Ingenio. El ingenio ha marcado y continuará marcando la historia, y es tema de todas las disciplinas habidas y por haber. En el caso de las matemáticas, el ingenio se emplea para dar solución a problemas y preguntas de todo tipo de diferentes maneras. Es como resolver rompecabezas, acertijos o buscar sigilosamente algo que ahí está pero debemos concentrarnos en  notarlo, algo similar al juego de Profesor Layton ¿recuerdas?

Independientemente de lo ya mencionado, piensa ¿a cuántas personas que conozco no le gustan las matemáticas? ¿estoy dentro de ese grupo de personas? Pues bien Sanz dice que:

Este mal es bastante común, según revela un nuevo estudio realizado por expertos en Didáctica de la Matemática y Psicología Evolutiva de la Universidad de Granada publicado en la revista Investigación en Educación Matemática. Tras aplicar a 885 estudiantes de primer curso la Escala de Ansiedad Matemática de Fennema-Sherman, un cuestionario validado por expertos de todo el mundo que se utiliza desde los años 70, los investigadores han llegado a la conclusión de que 6 de cada 10 estudiantes universitarios sufre ansiedad matemática. Ésta podría definirse como “el pánico, indefensión, parálisis y desorganización mental que surge cuando a un sujeto se le exige resolver un problema matemático”

Resultado de imagen para ansiedad a las matematicas

Esta es una de las razones por las que la gente deja de ver a las ciencias como algo cautivador y las ven como algo incomprensible y particular para algunas personas. Es una enorme pena que de esta manera se reduzca el número de interesados por el desarrollo de este tipo de disciplina; imagina que el mundo tuviese el doble o triple de investigadores: sería un mundo completamente diferente donde la cúspide sería un rápido y constante avance tecnológico, científico y social.

Si eres simpatizante de las ciencias o docente puede que te interese leer este pequeño artículo sobre “Ansiedad, Motivación y Confianza hacia las Matemáticas en futuros maestros de Primaria”, donde Rosa Nortes Martínez y Andrés Nortes Checa hablan sobre la ansiedad en el proceso enseñanza-aprendizaje de las matemáticas y la aplicación de la escala de ansiedad de Fennema-Sherman (1976).

Sí, las matemáticas son importantes, así como la sociología, el derecho y las humanidades en general, pues cada una de estas disciplinas fungen papeles relevantes en nuestra sociedad y sin cada una de ellas, nuestra vida cotidiana se limitaría demasiado.

Ahora bien, las matemáticas más que un invento, son un descubrimiento, y uno de los más asombrosos, porque permea cualquier cosa visible e invisible, micro y macroscópica, tangible e intangible. Si bien podemos decir que las matemáticas son omnipresentes y omnipotentes.

Reconocer lo anterior es elemental para tomar apreciación a la disciplina, pero sobre todo es emocionante cuando una eminencia en el área nos explica sin rodeos por qué y para qué sirven las matemáticas. Eduardo Sáenz de Cabezón, matemático, teólogo, y divulgador científico español, especialista en álgebra computacional, puede persuadir a cientos de miles con entusiasmo.

Eduardo Saenz de Cabezón dice que “Las matemáticas son para siempre”

Como se afirmó más arriba, las matemáticas son un dolor de cabeza para muchos estudiantes, desde los niveles básicos hasta los niveles superiores. En 2017, de acuerdo a resultados obtenidos por la prueba PISA, más del 50% de los estudiantes de primaria no alcanzaron ni siquiera el nivel básico de comprensión matemática y tan sólo un 0.3% dieron resultados de excelencia. En México nos estamos enfrentando con un desempeño matemático de extremo a extremo y a largo plazo repercutirá a mayor escala en niveles de educación superior. Pero los estudiantes no son solo el problema en este asunto, sino que las formas de enseñanza-aprendizaje no atienden a los modos de asimilación y comprensión de los mismos, dificultando el desarrollo cognitivo. Pero entonces, ¿cómo nos podemos involucrar (por qué es un problema que compete a todos) para motivar a la infancia y a la juventud de que las matemáticas son útiles y emocionantes?

En abril de 2011, la Universidad de Guanajuato y el CIMAT impulsó el proyecto de divulgación matemática y científica  “El reto de la Metamorfosis” en distintas plazas de Guanajuato, obteniendo una respuesta formidable por parte de niños, jóvenes y adultos. Tal fue el impacto logrado que han diseñado poco más de 30 talleres lúdicos para mejorar y cautivar la comprensión matemática. Después de comenzar los talleres y algunas ferias de ciencia y tecnología, se dieron a la tarea de llevar el mismo tipo de eventos a zonas marginadas de Guanajuato (puesto que en estas zonas los resultados del examen PISA en matemáticas eran muy bajos).

Laura Cecilia Ávila Jáuregui, integrante del equipo de “El reto de la Metamorfosis”, comenta que:

A veces las ven en una esfera distante de su contexto y generalmente esto les permite trabajar con conceptos que no los conocen de manera formal; a través de las actividades que ofrecemos pueden apropiarse de ese conocimiento y usarlo para resolver problemas de su vida cotidiana.

Sin temor a equivocarse, el perfeccionar nuestras formas de enseñanza puede hacer una transformación completa sobre la percepción de la niñez y la juventud sobre las matemáticas, atendiendo las problemáticas educativas de nuestro país.

En resumen, podemos hallar que la ganith (matemáticas en hindú) es hermana interdependiente del resto de ciencias y de cualquier tema que pensemos, principalmente pone a prueba nuestro ingenio favoreciendo la solución de cualquier tipo de problema sin importar la época. Lamentablemente existe un alto rechazo a la ganith en muchas partes del mundo y es necesario saber en qué escala se encuentra, para modificar la estructura de nuestra enseñanza donde se identifique la mayor cantidad de fallas y se puedan ofrecer soluciones, tales como proyectos, talleres, o actividades que favorezcan al interés de los niños, jóvenes y adultos.

Y tú ¿Has participado en acciones por la divulgación matemática o científica? ¿Tienes en mente generar acciones para atender esta problemática?

***

Nuestra divulgadora, Laura Sánchez (lausabina93@gmail.com) es estudiante de Ingeniería Ambiental, curiosa e inquieta por naturaleza, inconforme muy activa. Feminista, divulgadora científica, apasionada del servicio.

***

Esta entrada es el resultado del taller Escribir para divulgar, donde los participantes han empezado a desarrollar habilidades de escritura, para compartir eso que sabemos o que nos gusta acerca de la ciencia y la tecnología.

Busca otros textos e imágenes en las redes sociales con el hashtag #EscribirParaDivulgar.

Divulgador científico. Matemático de formación, apasionado de la ciencia y la tecnología, sobre todo de los robots.

Be first to comment