El Halcón peregrino del espacio

Compartir
Miguel Tenorio Cruz

Para desplazarse de un lugar a otro siguiendo una ruta o trayectoria el ser humano ha construido diferentes medios de transporte desde carruajes jalados por caballos, barcos, vehículos autónomos hasta cohetes espaciales.

De igual modo, el hombre ha diseñado sondas espaciales capaces de viajar a más de 300 millones de kilómetros de la Tierra para satisfacer su hambre de conocimiento sobre el origen de la vida en la Tierra, la historia de los planetas y el sol.

Uno de los países que ha dado importancia a la investigación, desarrollo y exploración de todo lo relacionado con el espacio es Japón. Veintiún años después de concluida la segunda guerra mundial en 1945 el primer satélite japonés llamado OHSUMI fue lanzado al espacio en 1966. En esta primera experiencia espacial el cohete L-4S se convirtió en el primer vehículo japonés utilizado para poner un satélite en orbita alrededor de la tierra.

Resultado de imagen para Hayabusa espacio

Desde entonces a través de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), la cual es el resultado de la unión del Instituto de Ciencia Espacial y Aeronáutica (ISAS), el Laboratorio Nacional Aeroespacial de Japón (NAL) y la Agencia Nacional de Desarrollo Espacial de Japón (NASDA), ha lanzado cohetes, satélites y enviado misiones de investigación en el espacio.

Debido a que se que se piensa que los asteroides guardan información sobre el origen de la formación del sistema solar el explorador de asteroides Hayabusa (Halcón Peregrino) fue lanzado al espacio por el cohete M-V-5 desde el Centro Espacial Kagoshima el 9 de mayo de 2003 con el objetivo de conseguir una muestra de asteroide y traerla de regreso a la Tierra. El 12 de septiembre de 2005 después de viajar 2 mil millones de kilómetros alcanzo a su objetivo el asteroide Itokawa donde realizó dos aterrizajes y a través del robot de exploración autónomo Minerva recolectó muestras del asteroide además de obtener información sobre su gravedad y las condiciones de su superficie.

El viaje de Hayabusa o Halcón Peregrino terminó con su retorno a la Tierra en noviembre del 2010 para así dar oportunidad a que su compañera Hayabusa 2 lanzada al espacio en mayo del 2014 estudiara al asteroide Ryugu.

Resultado de imagen para Hayabusa espace

En junio del 2018 la sonda espacial aterrizó en el asteroide y tres meses después la nave espacial desplegó al robot japonés explorador MINERVAII-1 además también fue desplegado sobre la superficie de Ryugu el explorador franco-alemán MASCOT el cual solo estuvo recolectando datos sobre la composición del asteroide durante 17 horas y 7 minutos.

Pero lo anterior no fue suficiente para satisfacer la curiosidad sobre el origen de la vida en la Tierra y el 5 de abril de 2019 Hayabusa 2 lanzó un proyectil llamado SCI sobre el asteroide para crear un cráter artificial y tomar las muestras necesarias para tener una nueva perspectiva científica sobre la ciencia de colisión planetaria.

Aún falta mucho por conocer sobre los asteroides pero por lo pronto el Halcón Peregrino 2 (Hayabusa 2) está programado para abandonar Ryugu en diciembre de 2019 y regresar con las muestras de asteroides a la Tierra hasta diciembre de 2020 concluyendo así su peregrinar en el espacio.

Estudiante de Psicología. Desde hace 21 años jugando a ser humana.

Be first to comment