Escuchar un artista también es un ritual y una Ceremonia

Compartir

Asistí a mi primer festival a los trece años. Muy bien en qué consistía no supe sino hasta después. No tenía la menor idea de lo que eran los empujones a la mitad del concierto, ni qué tan caro costaba una chela, ni cómo se distribuían los escenarios y horarios y bandas, ni qué distancia había que recorrer de un escenario a otro, ni cómo viajar de mi ciudad natal al lugar del evento, ni cómo moverme ya en otra ciudad hacia el recinto del concierto, ni qué era un escenario o un horario o una banda y mucho menos qué era un concierto.

Pero fui. Contacté a un primo y nos lanzamos. Él me cuidaría y yo pagaría los boletos. Y con yo pagaría me refiero a que mi madre pagaría. Pues sí. ¿O de dónde creen que un niño de trece años sacaría casi cuatro mil pesos de gastos?

*

Un festival es un ritual. Convergen cantidades inconmensurables de personas que permiten que así sea. De todos tipos: los fanáticos de cepa y aquellos que solo se saben la canción más famosa, la que sale primero en YouTube. Personas que visten como primavera cuando es invierno y viceversa, y aquellos que se pusieron lo primero de su ropero y así decidieron lanzarse todo el día al evento.

Jon Hokpins // 06-04-2019 // Foro Pegaso

La convergencia de personas no permite, aun así, una convivencia agradable. Siempre habrá alguien que no quiera a dicho grupo y les grite hasta el cansancio para que se baje y abra paso a alguien, que según él, vale más la pena. Pero cuando sucede lo contrario, cuando el ambiente es propicio para que todos la pasen bien, habría que pedir un deseo.

*

Tuve una racha interesante de festivales entre 2012 y 2014. Entre Coronas Capitales y Vives Latinos vi a mis bandas favoritas. De Blur a Nine Inch Nails me la pasé algunos de mis años más jóvenes de mi vida. A veces alegre y otras no tanto. Hubo ocasiones en las que me enfermé un día antes del estómago y llegaba todo golpeado a ver a dichos artistas. Otras en donde perdía mis pertenencias a la mitad de la presentación y me sentía lo suficientemente inútil para seguir viéndolos.

Pero a partir de entonces, por convicción propia, dejé de ir a festivales. Ya estaba cansado. Me aburría mucho esperar horas y horas bajo el sol a que ese artista tocara. Quizá luego volvería a México en solitario, me decía. Y así me la pasé unos cuantos años, en el autoexilio musical.

*

Un ritual implica una Ceremonia.

*

Después de varios años asistí a mi primer festival por convicción propia.

*

Escuchar un artista también es un ritual y una Ceremonia.

*

Tampoco es como que vaya a cualquier festival. A menos que sea por cuestiones laborales es como me fajo la camisa y voy. En el caso contrario me abstengo. Y voy a los festivales que traen artistas con los que entablé un vínculo emocional. Y también aquéllos que me otorguen la oportunidad de que ese vínculo se establezca fidedignamente como la primera vez que oí su música.

Kayus Bankole (Young Fathers) // 06-04-2019 // Foro Pegaso

*

El ritual trae consigo una liberación del ser, una renovación de los sentidos más profundos de nuestro inconsciente y una armonía entre éste y lo consciente.

*

El festival Ceremonia me albergó durante casi un día entre sus límites geográficos. Las caminatas y las charlas con amigos hicieron que me encontrara nuevamente a mí mismo junto a la música. Y no sólo eso: me encontré también gracias a las bandas que fueron en esta ocasión.

*

A pesar de la colectividad, un festival te permite estar solo. Saberte solo. La música pasa a segundo plano. No deja de tener un rol importante pero está ahí, de fondo, acompañándote. La introspección inicia y al momento de su culminación te disfrutas a ti mismo. A tu soledad.

*

Pasaron cinco años para que me enfrentara de nueva cuenta a Massive Attack. El primer intento fallido tomó lugar en el Corona Capital del 2014. Estaban iniciando su presentación cuando una tormenta eléctrica interrumpió y canceló todas las actividades del festival. Bien. De regreso a la casa con lodo y agua hasta los calzones.

Elizabeth Frazer (Cocteu Twins) y Robert del Naja (Massive Attack) // 06-04-2019 // Foro Pegaso

Pero la revancha ocurrió. Seis de abril. Vamos fuera de la ciudad nuevamente. Dos ingleses en un escenario del que me dividen solo unos cuantos metros de tierra y muchos años de experiencia artística. Vamos hacia el frente de la barricada nuevamente. Canciones que no conozco del todo inician el set. Vamos con mis sentimientos y expectativas a converger con la música. Una energía que no pide nada y un sentimiento de conexión con el público mexicano. Vamos a tomar fotos y a prestar atención. Imágenes que aluden a la situación mundial. Vamos a dejarnos ahí mismo junto con ellos. Canciones que ahora sí conozco y que me traen muchos recuerdos. Vamos a abandonarnos, vamos a ser otros. Invitados, gente que inspira, momentos cumbres para toda una generación atemporal de personas. Vamos a reconstruirnos.

*

Los rituales, dicen, sirven para reconstruirnos. Una Ceremonia es el punto cumbre de ellos.

*

El líder el ritual ha llegado. El cacique de estos últimos meses toma su cetro en medio del escenario y empieza a impartir la Ceremonia. Otro hombre británico, oculto entre las luces que salen de las pantallas y lámparas y de su monstruo de hierro empieza con la celebración. Nos invita a formar parte de esta celebración tan suya, de nadie más. No somos nosotros quienes la pedimos y exigimos se lleve a cabo tal cual habíamos pensado, sino él es quien la genera.

Richard D. James (Aphex Twin) // 06-04-2019 // Foro Pegaso

Aphex Twin se posa en el escenario y hace lo que quiere. ¿Qué es eso? Todavía no lo desciframos. Su música, sensorial según mi opinión, se pierde entre tanto caos. La entropía nos abraza. Nos abrasa. El desorden continúa y parece no parar. Jamás lo hará. Los años pasarán y sabremos que eso nunca se repetirá. Richard David James en el escenario. Richard David James en México. Richard David James en el Ceremonia.

*

Tan pronto acaba el ritual somos otros.

*

Asistí a mi primer festival cuando tenía veinte años. Muy bien qué consistía no supe sino hasta después.

**

Me gusta mucho Kendrick Lamar. :)

Be first to comment