#Cinrecomendación: Almas gemelas

Compartir

Hace poco por recomendación de un amigo, vimos Almas gemelas. Su título original es “Equals” que desde mi perspectiva refleja mejor el concepto de la película.

“Almas gemelas” suena automáticamente a una historia de amor. Mientras que “Equals” suena un poco más a ciencia ficción y tiene que ver precisamente con el lugar donde se desenvuelve la historia. Se trata de una película de 2015, dirigida por Drake Doremus y protagonizada por Nicholas Hoult y Kristen Stewart.

El director nos adentra a una sociedad futurista, con aparente paz y donde reina el color blanco. Sin embargo lo que llama la atención es que se trata de una sociedad sin emociones. Después de una guerra global estas son erradicadas completamente.

Por lo tanto en este mundo los días son rutinarios, ni felices, ni desagraciados; solo son días que pasan y donde cada quien hace lo suyo. Todo sigue la normalidad hasta que el ilustrador Silas (Nicholas Hoult) contrae una nueva enfermedad: Switched-On Syndrome (SOS), que produce volver a sentir e incluso el suicidio. Si bien esto no pone en alarma a nadie (pues no hay emociones), si logra activarlos para evitar los riesgos de la misma.

Este superviviente infectado comienza a tener un interés por su compañera de trabajo y escritora Nia (Kristen Stewart). Esto podría parecer normal para nosotros, pero recordemos que “no tienen sentimientos” y esta peculiaridad salta a la luz.

Primero para Nia, quien comienza negando el contacto, se convierte en un secreto y refugio, hasta llegado el punto crucial, donde Silas descubre que Nia también esta infectada.

Nia había pasado bastante tiempo ocultado su enfermedad de poder sentir. No obstante el amor se hizo presente al punto de hacerlos tomar una decisión arriesgada: dejar todo atrás.

En ese momento las cosas se tornarán complicadas pues el control es tal que los convocan a una revisión médica, donde se descubre que Nia esta embarazada. Algo completamente inusual, por lo que es ingresada al Centro de Neuropatía Emocional defectuosa.

El tratamiento se torna aterrador, pues ante esa situación el encierro y la muerte son seguros. Silas ante la noticia empieza a alterarse, sin saber que hacer. Hasta que sus amigos comienzan un plan para la huida. Sin embargo Silas se entera de la muerte de Nia lo cual hará tomar una decisión que sin duda convierte el final en algo inesperado y una invitación a cuestionarse ¿qué sería de nosotros sin las emociones, ni los sentimientos?

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment