3 nuevos discos mexicanos (2019) que deberías escuchar

Compartir

Apenas llevamos 3 meses del 2019, y ya tenemos varias bandas con sencillos publicados y otras con materiales fantásticos. El año pasado nos sorprendieron agrupaciones como El Shirota, Los Mundos y Mint Field; hoy traemos una breve selección de materiales que valen mucho la pena y sobre los que seguro se seguirán hablando el resto del año.

De Facto, Lorell Meets the Obsolete

5 álbumes y llegamos al momento cumbre dentro de la carrera de Lorell Meets the Obsolete. Ariesgados, toscos y crudos. La dupla de Lorena Quintanilla y Alberto González se dejó ir en un viaje lleno de paredes sónicas y de sintetizadores chirriantes, para brindarnos un trabajo experimental bien construido. La resonancia de cada riff, percusión, voz, hipnotiza y convierten esto en una experiencia inmersiva. De facto se colocan en la élite de las bandas nacionales.

Soy Piedra, Belafonte Sensacional

La piedra que cargan los Rolling Stone, de la que nos habla Dylan, o la misma que le da nombre al rock, en inglés. No hay elemento semántico más fuerte dentro del género (para su servidor, un movimiento) que este objeto inerte. Belafonte Sensacional, liderado por Israel Ramírez, rueda por la Ciudad de México contagiando sus pegajosas letras y sus bailables guitarreos. En este, su segundo álbum de estudio, se deja llevar por la cotidianidad de la Ciudad de México, sus paisajes, sus sentires, sus demonios, todos armonizados de psicodelia y bellas melodías folk/pop. Tal vez, su material más abstracto y, al mismo tiempo, más directo. 

Mientras esperas, Mint Field

Otra dupla, Amor Amezcua y Estrella Sánchez, ahora de Tijuana. Otro esfuerzo fantástico del ruidoso Dreamgaze de Mint Field. No les bastó con volarnos la cabeza con su Pasar de las Luces, se sumergieron más en la experimentación y nos brindan un EP subversivo. Las guitarras dejan de fluir en el camino (como en su material debut), ahora resuenan y explotan mientras los ecos de las voces y las percusiones golpean exclamando libertad. Un exquisito epílogo que nos da a entender que, en realidad, las luces aún tienen brillo.

Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo y escuchando buenas rolas. * De fondo suena 'Two Steps, Twice', de Foals *

Be first to comment