La violencia de género en las relaciones de pareja

Compartir

Dentro de la vida existen procesos tan únicos y maravillosos como el estar en pareja. Sin embargo la pesadilla empieza poco después de realmente conocer a la persona. Si bien existen diversos factores que se relacionan con la violencia dentro de la pareja, el género toma un papel imprescindible de analizar.

Partamos de la definición de género, pues de principio esta terminología ha tenido ciertas discusiones; tanto teóricas como de la vida cotidiana. Además de usarse incorrectamente.

De acuerdo a Martha Lamas el género se conceptualiza como “el conjunto de prácticas, creencias,
representaciones y prescripciones sociales que surgen entre los integrantes de un grupo humano en función de una simbolización de la diferencia anatómica entre hombres y mujeres”.

A partir de estas creencias vamos estableciendo las formas en que nos relacionamos con los otros y vamos obteniendo ciertas respuestas de nuestro medio.

En este sentido la dinámica establecida por la pareja esta en función de los roles que consideran pertinentes para su funcionamiento. La violencia de género se hace presente cuando dentro de la relación hay un orden jerárquico de las relaciones de poder que propicia la cosificazión del otro, por su género.

La forma más común de reconocerlo tiene relación con nuestra sexualidad, pues a partir de estereotipos se desvanece la identidad del otro. En este sentido es innegable mencionar que existe mayor violencia de género hacia las mujeres, pues los estereotipos asignados a los hombres como: agresivo, lógico, fuerte han creado una ruptura entre ambos para pasar a la dominación e incluso destrucción.

Sin embargo  eso no implica que haya una relación de violencia de género a la inversa. Pues también por los hombres se ven afectados por los mismos estereotipos que se les han asignado.

La violencia de género puede ser cualquier acto por pequeño que sea que atente contra los derechos humanos de la persona a causa de su género. Puede ir desde pequeñas frases o comunicación no verbal hasta atentar contra la vida de la persona.

En este sentido es indispensable establecer mecanismos para reconocer cuando no se ha creado un ambiente propicio dentro de la relación de pareja. Además de señalar que esta forma de violencia indiscutiblemente esta ligada con otras tipologías, por lo que es necesario educar para prevenir y deconstruir aquellos aspectos que no fortalezcan la relación.

Referencias:

Lamas, M. (2000). Diferencias de sexo, género y diferencia sexual. Cuicuilco, (18), 0. 

Martínez Q., L. (2003). La violencia de género en la relación de pareja ¿una cuestión no perceptible en la vida cotidiana?. Revista de Ciencias Sociales (Ve), IX (2), 235-251. 

de Alencar-Rodrigues, R., & Cantera, L. (2013). Intervención en violencia de género en la pareja : el papel de los recursos institucionales. Athenea Digital. Revista de Pensamiento e Investigación Social, 13 (3), 75-100. 

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment