5 impresiones de los premios Oscar

Compartir

No quedan dudas de que además de una inocente premiación del séptimo arte, los premios Oscar son una forma de hacer política que tienen alto impacto…

En esta ocasión siguiendo la línea de las últimas ceremonias, la diversidad se hizo presente. El “Make American great again” se volteó para reconocer el poder de los inmigrantes e incluso de los ajenos a la academia. Si bien ya se han dicho muchas cosas de la ceremonia, te compartimos 5 impresiones para reflexionar al respecto.

1.-  Noche de cine, noche de música con todo y reina

Uno de los momentos más esperados de la ceremonia son las presentaciones musicales, en esta ocasión a cargo de Queen y Lady Gaga en dueto con Bradley Cooper.

Debemos admitir que Bohemian Rhapsody fue todo un fenómeno. Sin duda una de las películas sobre una agrupación que causó nostalgia y revivió el amor por la banda. Sin embargo podemos decir que en esta ocasión Lady Gaga se llevó la noche. No solo por el discurso que maneja la artista sobre trabajo duro y confiar en ti, sino también por demostrarle a quienes no creían en ella que realmente es una artista.

Lady Gaga sin duda fue la reina de la noche, pues se convirtió en la primera persona en ganar un premio Oscar, un Grammy, un Bafta y un Critics Award todo en un mismo año.

2.- ¿Y el género?

Esta premiación para el público también implica adentrarse en el mundo de la moda. Tanto para hombres como para mujeres se presentan estereotipos sobre lo que es propio para cada uno. No obstante y pese a que no ha sido la primera vez, siempre resulta vital comprender que ciertas vestimentas, colores, estilos no tienen género por default.

Es preciso hacer hincapié en que al ser figuras públicas, los actores y actrices se vuelven referente para muchos y este tipo de propuestas abren el panorama para eliminar estereotipos.

3.- El México que discrimina, el México enemigo de sí mismo

Roma se volvió en un espacio de reflejar una realidad negado por muchos: discriminamos sin ton ni son. Sin discutir sobre la calidad de la película en sí, queda claro que la discriminación no es solo cuestión de Donald Trump y su muro. Los mexicanos mismos se cierran ante otras perspectivas y formas de vida; pareciera que se vuelve su propio enemigo.

Yalitza Aparicio, nos demostró que aún no respetamos o al menos toleramos la relevancia de las minorías, ya sea una mujer, una ama de casa o una persona indígena. No se trata de ser políticamente correcto sino reconocer el esfuerzo y los derechos que a cada quien corresponden, si inclusive el derecho a trabajar en el mundo del cine.

4.- El comienzo del Imperio Mexicano en el Cine

La época de oro del cine mexicano quedó muy atrás. La realidad es que la calidad de los proyectos cinematográficos que hay en nuestro país suelen ser carentes en todos sentidos. Sin embargo y curiosamente sale una alternativa propia. Otra corriente interior que apuesta por temáticas que si bien para algunos resultaron carentes de relevancia y significado, realmente se vuelven en lo contrario.

Este es el quinto año que mejor director, resulta ser un Mexicano, interrumpido por el norteamericano Damien Chazelle en 2016, se ha reconocido el trabajo y la genialidad propia de nuestra cultura. Si bien esto también lleva un mensaje político detrás, no niega el esfuerzo y creatividad.

  • 2013 Gravity – Alfonso Cuarón
  • 2014 Birdman – Alejandro Gónzalez Iñárritu
  • 2015 El renacido – Alejandro Gónzalez Iñárritu
  • 2017 La forma del agua – Guillermo del Toro
  • 2018 Roma – Alfonso Cuarón

5.-No es ganar, por ganar, ni premiar por premiar

Todos estaban a la expectativa sobre Roma, que después de arrasar con las nominaciones, para bien (o para mal) muchos esperaban que ganaran cada una de las categorías nominadas, pero no fue así. Lo cual por un lado fue acertado, sobre todo en dos categorías: Mejor actriz y Mejor película.

En esta última categoría sobretodo y para asombro de mucho no quedó la estatuilla en manos de Pantera Negra o Roma, sino de Green Book: una amistad sin fronteras. Una decisión que reconoce el dinamismo entre los personajes y por supuesto la historia misma.

Estudiante de Psicología. Desde hace 21 años jugando a ser humana.

Be first to comment