Sobre ayudar a los otros a tener éxito

Compartir

El éxito pareciera que es el último lugar a donde todo el mundo quisiera llegar. Si bien la RAE lo define como el resultado o fin, se trata de algo más dinámico que se trabaja de forma constante.

Cada persona es única, por lo que el éxito puede tomar distintas formas. No obstante lo que resulta extraño para algunos, pero sin duda satisfactorio es ayudar a los demás a alcanzar su propio éxito.

Un claro ejemplo de esto pueden ser los maestro, los cuales se convierten en guía e inspiración para sus alumnos, y que buscan propiciar experiencias para potencializar sus habilidades y alcanzar el éxito.

Para ayudar a alguien es necesario que tu seas alguien con un su propio valor, lo que podríamos traducir a “aprender una habilidad única”, donde agregues tu estilo personal. Puede ser algo tan cotidiano como cocinar hasta algo como la programación.

Es importante que gran parte de que resulte lo que esperas dentro de tu éxito y el éxito de las demás personas tiene que ver con la formación. De acuerdo a la entrevista de Carlos Rebate a Franck Scipion  “si quieres avanzar rápido, con métodos probados y sin estar probando mil tácticas y estrategias inútiles, fórmate”.

Así mismo es necesario es necesario eliminar los miedos, sobretodo relacionados al perfeccionismo, pues durante el proceso, los involucrados aprenden uno del otro. Además de que los errores son parte del aprendizaje e incluso lo potencializan.

Adicionalmente tu éxito y el ajeno es necesario exhibirlo, de nada sirve tener un triunfo si va a estar guardado. Es recomendable compartirlo con los demás, pues al hacerlo correctamente nos puede ofrecer oportunidades más grandes de las actuales.

Finalmente no queda más que decir que ayudar al éxito del otro radica en buscar soluciones. En consecuencia y sin querer podremos ver que el éxito ajeno también ofrece la posibilidad de aumentar el éxito propio.

Estudiante de Psicología. Desde hace 21 años jugando a ser humana.

Be first to comment