La pasión matemática de Sofia Kovalevskaya

Compartir

La vida científica de Sofia Kovalevskaya estuvo enfocada en la matemáticas. Esta mujer nació en Rusia  y desde muy pequeña tuvo acceso a una buena educación en casa.

Probablemente su amor por la ciencia radique en su abuelo materno Fiodor Fiodorovitch Schubert que fue geógrafo y astrónomo. Aunque sin duda cabe mencionar la anécdota donde a los 8 años, la habitación de la pequeña Sofía estaba repleta de apuntes de cálculo que su padre tomó durante su juventud.

Este último, curiosamente se oponía a la dedicación de Sofía por las matemáticas. Sin embargo su destreza no la paró a tal punto que el físico Nikolai Nikanorovich Tyrtov quedó sorprendido; todo al escuchar sobre deducciones propias de la menor sobre temas matemáticos que aún no había estudiado.

Posteriormente acude a clases de geometría analítica y cálculo en San Petersburgo, donde también se interesó por el nihilismo, la desigualdad social y la emancipación de la mujer.

Lamentablemente las circunstancias no le permitieron terminar sus estudios en Rusia y deciden viajar a Heidelberg, Alemania, donde tampoco estaban permitidos los estudios para las mujeres.

Aunque Sofia tuvo la posibilidad de entrar de oyente su pasión no la detuvo, así que buscó mayores oportunidades en Berlín. Nuevamente la situación fue desafavorable y contrario a lo que pensó fue más difícil acceder, aunque sea de oyente, a las aulas universitarias.

No obstante, interesada en la cátedra de Karl Weierstrass, lo contacta directamente. Ante su petición, Weierstrass reaccionó incrédulo y le pidió una serie de ejercicios utilizados para sus clases avanzadas. Una semana después Sofia los entregó y Weierstrass al revisarlos quedó impactado de lo acertado y creativo de las soluciones.

A partir de entonces su relación fue muy cercana e incluso Weierstrass abogó para que Universidad de Gotinga le concediera el doctorado sin examen oral, sólo con los trabajos entregados. 

El teorema de Cauchy-Kovalévskaya  formaba parte del trabajo que le otorgó dicho título. Fue publicado en Crelle´s Journal. Es un teorema de existencia y unicidad de soluciones de una ecuación en derivadas parciales de orden k con condiciones iniciales para funciones analíticas. 

Sin duda su labor y pasión le permitió ser la primer mujer con un Doctorado en Matemáticas.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment