Kati Horna y el surrealismo fotográfico de la guerra

Compartir

El surrealismo no tiene límites en la pintura. También la cámara sabe combinarse con este particular arte para captar los tintes de la guerra, tal como lo demuestra la fotógrafa naturalizada Mexicana, Kati Horna. 

Kati Horna fue una fotoperiodista y profesora del surrealismo. Nació en Budapest en 1912, durante un periodo de inestabilidad sociopolítica causado por la Primera Guerra Mundial.

Posterior a la muerte de su padre, quien era banquero Horna encontró en la fotografía una forma de ganarse la vida y dar a conocer sus ideales políticos. La constante violencia, injusticia y peligro con los que creció la obligaron a crear una ideología propia respecto a la guerra.

Durante su adolescencia en Berlín al conocer a Bertolt Brecht e inspirada por el surrealista Bauhaus y el constructivista Lajos Kassak, se da cuenta del poder de la cámara como un agente de cambio social. De ahí que la fotografía para Kati Horna se vuelve en el vehículo perfecto para crear  consciencia entorno a sus problemáticas sociales.

Posteriormente en Barcelona y Madrid junto con su entrañable amigo Robert Capa comienza a retratar la cotidianidad y los estragos de la Guerra Civil. Horna trabajó para revistas de corte anarquista como: Umbral, Tierra y Libertad, Tiempos Nuevos y Libre Studio.

Su lente perspicaz logró captar la fatalidad de la guerra donde la población civil se vio incluida. En sus fotografías se hacen patentes las cicatrices del conflicto bélico, así como el efecto devastador en la visión a futuro de una nación.

Kati Horna no se limita en expresar lo humano, pues también refleja la espontaneidad de los niños y de sus madres, que buscan mantener la calma pese a estar fuera de hogares que dejaron de existir.

Además de su audaz visión, Kati Horna contaba con varias técnicas que al captar los elementos de los diversos escenarios da un toque único, propio del surrealismo. Pareciera se tratará como de un sueño o en este caso de la pesadilla propia de la Guerra.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment