#Crónica: Una noche con Los Choclok y Latin Beibis Boys

Compartir

El año ya comenzó y la música no para en Puebla, grandes bandas han llegado a deleitarnos con su propuesta, pero el pasado sábado 18 de enero, el ya tradicional Beat 803 se vio galardonado con el son, y pegadizo ritmo de Los Choclok, acompañados de la cumbia.

La luna brillaba en lo alto del cielo nocturno, el frío viento de la noche recorría las calles de la ciudad, el clima no evitó que desde aproximadamente las 9 de la noche, la gente llegara a hacer fila para poder ingresar. La cantidad de gente era impresionante, en auto, a pie, en taxi, todos arribaban al punto de reunión, sin duda estaban emocionados por poder ingresar y calentar el cuerpo al ritmo de la música.

Cerca de las diez de la noche los amplificadores se encendieron, la batería se combinaba con las congas y el saxofón para comenzar el baile, un ritmo de cumbia inundó el beat, los Latin Beibis Boys llegaban al escenario. La banda poblana llenó de energía a los presentes, combinando el sabor de la cumbia con ritmos como reggae, ska, swing, rock y hasta jazz, creando una fusión bastante interesante que puso a todos a bailar.

La noche comenzaba con Príncipe de chipilo, tema que rápidamente llamó la atención de los presentes, no faltaron aquellos que agarraron a su pareja y mostraron sus mejores pasos en la pista de baile, en medio del gozo Chico vacilón se llevó la risa del público con su intro tan divertida, Morena puso un ambiente más movido con un estilo más cercano a la cumbia de antaño, los solos de guitarra y saxofón se llevaban los aplausos de la gente. La noche cerró con Las bandas, tema que hace alusión a las distintas bandas de la escena de Puebla y dejó al público con ganas de más.

En medio del baile y la buena vibra, antes de que nos diéramos cuenta eran ya las 11:30 cuando directamente desde “la hermana república de Veracruz”, llegaban al escenario Los Choclok. Ante la expectación del público comenzó a sonar aquella nostálgica y tan conocida música: la clásica tonadita de los helados sirvió como intro (en donde nos daban algunas recomendaciones para disfrutar el concierto) para comenzar con buen ambiente el show, inmediatamente al terminar, una intro de acordeón en combinación con una trompeta comenzó a sonar, la pantalla se levantó, el publicó explotó en gritos y aplausos, y el baile estaba listo para comenzar.

Presentando su nuevo EP en la ciudad, la noche abrió con Te Busqué, tema que rápidamente la gente se puso a corear, siguiendo la energía presentada, el ritmo se aceleró con Lucas, y Aguardiente, temas que con un toque de Ska que puso a brincar a toda la gente. Temas como júzgame, cempasúchil, pa´lante y viajero hicieron que todos sacaran sus mejores pasos, al combinar son jarocho con salsa y otros ritmos latinos, toda una explosión de sabor y ritmo que se reflejaba en el público que no paraba de cantar.

Uno de los momentos más esperados por el público fue con Bonita, tema que los asistentes corearon a todo pulmón, la banda le dedicó la canción a todas las chicas de Puebla que habían asistido aquella noche con ellos. Cambiando a un estilo un poco más norteño y haciendo chistes con eso, sonaba Tomasa, la cual hizo brincar a más de uno a su ritmo. La noche cerró con bachas (la canción), tema que era pedido por el público durante todo el concierto, Puebla no decepcionó y cantó con todas sus fuerzas aquel coro que hizo retumbar al beat.

Cerca de la una de la mañana la banda agradeció todo el apoyo y energía del público, prometiendo volver pronto. Sin duda un gran concierto que quedará en la memoria de todos los presentes por mucho, mucho tiempo; una gran forma de iniciar este año que promete estar lleno de grandes eventos musicales, culturales y que (esperemos) crezca la escena musical en nuestra ciudad, que poco a poco se perfila como uno de los destinos favoritos para todas las bandas del país.

Fotografía: (Diego Córdoba) Beat803

Geek, bajista, meme andante, escritor ocasional. Timado en renovación.

Be first to comment