¿Por qué con el amor no basta?

Compartir

Muchas de las parejas cuando comienzan una relación se ven envueltas bajo el proceso de enamoramiento. En dicha etapa nuestro organismo produce ciertas sustancias como  la dopamina y oxcitocina que nos lleva a sentir un estado bienestar indescriptible.

Sin embargo para desgracia de muchos este periodo dura muy poco y comienzan a surgir pequeños problemas o conflictos que ponen a prueba la relación, los cuales requieren que ambos miembros de la pareja trabajan en ello de la manera más efectiva.

Desde la perspectiva del psiquiatra Aaron Beck:  “Con el amor no basta”, frase que da vida a su libro donde explica de forma sencilla cómo es que son creados los conflictos de pareja y también como pueden ser solucionados.

A partir de su experiencia Beck nos muestra que muchos de los problemas radican en la lectura de pensamiento del otro. Juzgamos y actuamos a partir de una realidad distorcionada, la cual ocasiona problemas aún mayores.

¿Pero por qué actuamos así? No se trata de que queramos intencionalmente dañar la relación o crear problemas, una de las causas es porque hemos aprendido a reaccionar de cierta forma, porque en su momento fue adaptativo (aunque ahora no lo sea).

Un ejemplo de ello es una pareja, donde él es médico y ella se dedica al cuidado de los hijos. Ella se enoja cuando él no regresa a casa porque uno de los niños está enfermo. Desde el punto de vista medico no lo amerita, sin embargo ella aprendió que si se interesará por ellos debería regresar. Sobre todo al ver a su padre quien estaba muy al pendiente de la familia, de ahí que pelearan de forma frecuente por situaciones similares.

Relacionado con esto lo seres  humanos solemos asignar un significado a las cosas y las acciones, en el ejemplo anterior, la acción del médico significaba “ser mal padre y esposo”, dicha interpretación no representaba totalmente lo que realmente estaba pasando.

Por otro lado las parejas establecen reglas explicitas e implícitas, estas ultimas suelen ser peligrosas, ya que regularmente las suele saber solo un miembro de la pareja esperando que el otro las respete. Pero cuando esto no sucede es precisamente cuando surgen los problemas pues causa desilusión sobre las expectativas creadas.

Y es normal que todas las parejas tengan expectativas, sin embargo al comparar nuestra pareja con las expectativas creadas (sobre todo cuando no sabemos con certeza cuales son) suele experimentarse decepción o sentirse abrumado sobretodo cuando no son cumplidas al 100%.

Relacionado con esto esta la comunicación, pues nuestras expectativas e intereses deben ser dichos al otro con el fin de que tenga mayor certidumbre sobre cómo actuar dentro de la relación. Además de que tenemos que implementar formas más asertivas y adaptativas para comunicar nuestras necesidades y deseo.

Una de las consideraciones que ponen en manifiesto Aaron Beck es que muchas parejas creen que ya no hay nada que hacer, no obstante lo importante es reforzar esas acciones o comportamientos que dieron inicio a la relación. De esta forma se promueve la estabilidad y formas más adaptativas de resolver los conflictos.

Finalmente quedaría afinar la relación, para esto es necesario el desarrollo de ciertas habilidades como la empatía, sensibilidad, intimidad, congruencia entre muchos más. Lo más importante es detectar aquellas distorsiones que producen conflictos o problemas y buscar nuevas estrategias para su solución.

Referencia:

Beck, A. (2006). Con el amor no basta: Como superar malentendidos, resolver conflictos y enfrentarse a los problemas de la pareja. España: Páidos.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment