La psicología de los regalos de Navidad

Compartir

El mes de diciembre ha llegado, lo cual para muchos significa la llegada próxima de las vacaciones y pasar más tiempo con sus seres queridos. Por otro lado podemos ver como el espíritu navideño ha invadido las calles, principalmente los comercios que invitan a las personas a comprar un obsequio para esa persona especial.

Los regalos sin duda son elementos claves de las festividades decembrinas, por lo que incluso muchas personas organizan intercambios en sus trabajos, escuelas, familia y con amigos. Sin embargo existen explicaciones psicológicas a muchas de las situaciones que existen al rededor de este ritual, por lo que te compartimos algunas de ellas.

Regaladoras en potencia

Dentro de los estudios se ha encontrado que las mujeres son principalmente quienes se preocupan por dar regalos con un 84%. Sin embargo de forma decepcionante para la mayoría tan solo el 61% recibe algún regalo. Una de las razones detrás de esto es que se concibe a la mujer como la responsable de mantener las relaciones, por lo que las mujeres no tienen a regalar exclusivamente a un sexo, sino a ambos de forma equitativa.

Por el contrario los hombres no suelen realizar presentes,  y la cifra disminuye hasta 4% cuando se trata de planear un regalo para otro hombre.

Sentirse obligado a regalar o devolver un regalo

¿Alguna vez te ha pasado que te dan un obsequio y sientes la necesidad de regalarle algo a esa persona? Esto tiene que ver con un aspecto de influencia social: la reciprocidad. De acuerdo a Richard Leaky los seres humanos han garantizado su supervivencia gracias a un sistema de reciprocidad, un claro ejemplo de esto es que desde tiempo muy remotos aprendieron a compartir alimento y sus habilidades para aumentar las posibilidades de sobrevivir. 

Por otro lado diversos experimentos han mostrado que cuando alguien da un regalo o hace un favor sin pedirlo, la persona que recibe dicho presente, siente una mayor obligación de regresarlo, de forma que se logre un equilibrio.

¿Regalar dinero o regalar la típica taza de navidad?

Parte de la psicología se une con la economía para estudiar el comportamiento de compras de las personas, ya que muchas veces su percepción del dinero juega un papel importante en las decisiones económicas que tomamos.

Sobre esto resulta interesante saber que la mayoría de las personas prefiere regalar algún objeto antes que dinero, sin embargo paradógicamente la mayoría preferiría recibir dinero, inclusive si la cantidad es menor que el costo del objeto (planeado).

De acuerdo Tore Ellingsen y Magnus Johannesson el hecho de no querer dar dinero, se debe a que este se asocia con situaciones desagradables como el egoísmo lo que va en contra del espíritu navideño. Además de que las personas perciben esta acción como parte de una relación falsa o fría, así que probablemente sea más conveniente regalar la típica taza de navidad.

¿Y tú qué piensas? ¿Te gustan los regalos de Navidad?

Referencias:

Ellingsen, T. & Johannesson, M. (2011). Conspicuous Generosity. Journal of Public Economics, 95 (9-11), 1131-1143.

Cialdini, R. B. (1990). Influencia. Ciencia y Práctica. España: Ilustrae.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment