Divulgación científica en la era de las redes sociales.

Compartir

En el fascículo más reciente de la revista FEMS Microbiology Letters se ha publicado un artículo que tiene por título: “Estrategias de comunicación científica en la era de las redes sociales”[1] El interés de esta investigación parte de reconocer que cerca de dos millones de artículos científicos se están publicado al año, lo que conduce a tener una sobreexposición de resultados para quienes se dedican hacer investigación.

En ese sentido se hace necesaria la implementación de ciertas estrategias que le permitan al investigador mantenerse actualizado sobre su tema de interés, a la vez de marcar presencia con sus propios resultados en tan abrumador escenario.

Para tratar de identificar estas estrategias, los autores de esta investigación desarrollaron y aplicaron una encuesta a la que respondieron más de 500 investigadores de todo el mundo. Entre las preguntas formuladas en la encuesta se encuentran las siguientes:

  • ¿Cómo se mantiene al tanto de lo que sucede en su área del conocimiento?
  • ¿Cómo Ud. da a conocer los resultados de sus investigaciones?
  • ¿Qué tanto Ud. utiliza las redes sociales, tales como Facebook y Twitter para mantenerse al tanto de su tema de interés?

Los resultados evidencian un cambio paulatino en los métodos para estar al día. Por ejemplo, de manera tradicional los científicos se mantienen actualizados en sus temas de interés por medio de la consulta de revistas especializadas, así como por la asistencia a congresos. Hoy, además de mantener esa actividad, se suscriben a herramientas digitales que les reportan por medio de correos electrónicos qué se está publicando. Por ejemplo, en la solución Google Scholar es posible ubicar perfiles de investigadores. Una vez identificado el perfil, es posible solicitar al sistema que nos notifique que se está publicando sobre los temas que trabaja ese autor. De esta forma, no sólo se nos notifica qué está publicando ese autor en particular, sino además podemos enterarnos qué otros autores están publicando sobre los temas que trabaja ese autor en particular.

En cuanto a los medios para dar a conocer los resultados de investigación, la preferencia se mantiene en la elección de revistas especializadas, sin embargo, a esta práctica se suman medios que dan publicidad a lo que como investigadores han publicado en esas revistas. Ejemplo de ello es la plataforma de libre acceso Research Gate, que por mucho es la más utilizada entre los investigadores, seguida en preferencia por Academia.edu A estas dos plataformas se suma Twitter. Está red social está dando la nota al menos por dos razones, la primera es que es una herramienta de comunicación particularmente utilizada por políticos y tomadores de decisiones, y la segunda, que quienes consultan Twitter asiduamente le dan mayor peso de validez a lo que ahí se comenta por encima de lo que se reporta en noticieros televisivos. Por estos motivos, es que los investigadores están usando sus propias cuentas de Twitter para tener un acercamiento con los políticos y trasladar los resultados de investigación como antecedente para la toma de decisiones que impactan más allá del medio científico.

Como conclusión de esta investigación se identifica que, contrario a lo que se podría creer, la preferencia por la elección de estas herramientas digitales no está vinculada a la edad del investigador. Tanto el investigador consolidado, como el joven estudiante utiliza indistintamente estas herramientas, pues ambos saben que tanto las herramientas tradicionales como las redes sociales forman parte de los medios que tienen a su alcance para mantenerse actualizados y divulgar sus resultados científicos.

Como podemos ver, se mantiene vigente aquella frase que reza: El que no publica, tiende a perecer. Aquí, el esquema de actualización y publicación se mantiene vigente en los términos tradicionales, pero a la vez, se suman nuevas herramientas.

[1] Romano, S., & Ansorge, R. (2018). Scientific communication strategies of microbiologists in the era of social media. FEMS Microbiology Letters, 365(23) doi:10.1093/femsle/fny264

Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo y escuchando buenas rolas. * De fondo suena 'Two Steps, Twice', de Foals *

Be first to comment