¿Cómo se elabora la tradicional sidra?

Compartir

Zacatlán de las manzanas es el lugar por excelencia para adentrarse al proceso de elaboración de la sidra. Este pueblo mágico caracterizado por su neblina y clima frío es el ideal para la producción de manzana ingrediente estrella de esta bebida.

1.- Recolección y traslado

Durante los meses de octubre y noviembre se lleva a cabo la recolección de la manzanas. Para este paso se considera el grado de maduración, lo cual asegura la calidad del producto. Posteriormente son trasladadas a unas trojes, que son como cabañas a cielo abierto, donde se lavan y eliminan las que están maltratadas. 
.

2.- Trituración

Posterior a su lavado son llevadas a  la trituradora. En algunos lugares se hace de forma tradicional con una especie de palas grandes de madera. Aquí la  pulpa obtenida suele dejarse macerando para ablandarla por espacio de unas 12 a 15 horas.

Posteriormente la pulpa se deposita en el lagar y se somete a la prensa. La prensa es un recipiente con un husillo y una plataforma.

3.- Fementación

La plataforma aplasta la pulpa de forma continua hasta extraer todo el zumo que contiene la pasta. Se pasa por un cedazo que lo limpia de impurezas y se introduce en barricas. Las barricas son de uso familiar y tienen capacidad de 150 litros.

Dentro de las barricas se lleva a cabo la fermentación en dos fases. La primera se le denomina la fermentación tumultuosa que dura entre 15 y 30 días. En ella la levadura de la manzana transforma el azúcar en alcohol para lo que es necesario el oxígeno.

La segunda fermentación es la silenciosa y se realiza sin oxígeno por lo que la barrica se cierra; en este periodo los restos se depositan en el fondo del barril. Pasados unos dos meses la sidra está dispuesta para ser bebida.

En el caso de la sidra que no se vaya a consumir directamente de la barrica pasa un proceso de embotellamiento.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment