Abrir la educación a todos los grupos de edad, uno de los cometidos de la BUAP

Compartir
  • Recibieron diplomas 28 egresados de la primera generación del Programa Universitario para Adultos 50 y Más

Abrir la educación a todos los grupos de edad es uno de los objetivos de la BUAP que se materializa con el Programa Universitario para Adultos 50 y Más (PUA), que en su segundo año se perfila como un programa incluyente y flexible para este segmento poblacional en aumento, señaló el secretario General de la Institución, Jaime Vázquez López, durante la entrega de reconocimientos a la primera generación, que culminó los diplomados Desarrollo y Crecimiento Humano, Multidisciplinario en Arte, Cultura y Bienestar, e Historia y Patrimonio Cultural.

           Al dar lectura al mensaje del Rector Alfonso Esparza Ortiz, reiteró el compromiso de su gestión rectoral con la población de 50 años y más, así como la determinación para que el PUA cuente con instalaciones y equipamiento adecuados, pues existe el interés de diversificar su oferta educativa y ampliar su impacto a más personas.

           En el Paraninfo del Edificio Carolino se realizó la entrega de diplomas a 28 egresados de la primera generación del PUA, un programa que inició en octubre de 2016 con 54 inscritos y desde entonces más de mil han participado en sus conferencias, cursos, talleres y diplomados.   

              “Desde su origen, el PUA buscó brindar espacios para que los adultos adquirieran conocimientos en diversos temas y pudieran participar en actividades culturales, artísticas y de desarrollo humano y comunitario. Los adultos forman un grupo de población importante que no solo requiere de servicios médicos o asistenciales, sino también de oportunidades de realización personal, intelectual y social”, subrayó Vázquez López, quien presidió la entrega de diplomas en compañía del director de Educación Continua de la BUAP, Carlos Contreras Cruz.

          Al hablar de las bondades del programa, al cual se inscribieron 319 personas en otoño pasado, lo que representa un crecimiento de 600 por ciento con respecto a 2016, expresó: “Es un espacio en el que los adultos mayores encuentran posibilidades de desarrollo al adquirir nuevos conocimientos, al compartir lo que saben con sus compañeros y profesores y, sobre todo, al comprobar que la edad no es una limitante para el aprendizaje”.

        Se trata, agregó, de un programa incluyente que integra distintas necesidades e intereses de los adultos; flexible porque propicia la movilidad al trabajar en coordinación con distintas unidades académicas de la institución,  además de reconocer la experiencia de los participantes.

        En su intervención, Contreras Cruz destacó que este programa es un punto culminante en la educación continua: una formación para toda la vida. El PUA, dijo, coloca a la BUAP a la altura de muchas instituciones educativas del mundo.

Mientras la vida me lo permita, seguiré escribiendo y escuchando buenas rolas. * De fondo suena 'Two Steps, Twice', de Foals *

Be first to comment