Revolución mural: la influencia de los ideales revolucionarios en el muralismo

Compartir

Los movimientos sociales tales como la Revolución Mexicana transformaron a México, no sólo en cuestión política o económica, sino también en la vida cotidiana y en la cultura. 

Por medio de los diversos trabajos artísticos se hacen patentes diversos ideales revolucionarios, pero también la desilusión posterior. Sin embargo en este periodo histórico el muralismo ve la perfecta oportunidad para surgir.

El muralismo cambió por completo la perspectiva del arte, pues se convirtió en el fenómeno artístico de mayor importancia del arte mexicano del siglo XX. Se trató de una nueva forma de proyectar a México más allá de la estética europea, lo que por muchos años fue difícil para los artistas mexicanos.

Se trato un movimiento con espíritu de rebeldía; por una parte rechazaban los lineamientos de la academia y por la otra plasmaban las ideas del movimiento. 

Además de que el muralismo sirvió como herramienta para promover una  “identidad histórica” común, basada en las culturas prehispánicas. Se trato de la unificación una ideología mexicana a través de los murales, pues gran parte de la población era analfabeta.

La técnica utilizada por los muralistas era el fresco, así como también era común llevar a cabo las obras con pintura de cera caliente. Adicionalmente algunos murales mexicanos fueron elaborados con piezas de cerámica, vidrio y metal; de modo que elaboraban una especie de mosaicos.

El muralismo si bien no fue una manifestación artística acogida con gran entusiasmo por toda la sociedad, debido a las ideas revolucionarias y la transgresión a edificios emblemáticos, la realidad es que hoy en día se ha vuelto un movimiento artístico emblemático de nuestra cultura.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment