#Podcast: Sobre Bernardo Bertolucci

Compartir

Jesús Mosqueda, columnista de cine en el De eso se trata, estuvo hablando un poco en torno a la muerte de Bernardo Bertolucci, así como de la carrera de tan afamado director de cine.

En días recientes se dio a conocer la noticia de la muerte de Bertolucci, uno de los directores de cine más reconocidos a nivel mundial y con mayor trascendencia en la historia del séptimo arte. Sin embargo, la carrera de éste se remonta a muchos años atrás.

Inició su carrera al lado de Pier Paolo Passolini, otro de los grandes para el cine no sólo italiano sino mundial, comentó Mosqueda. La relación que ambos entablaron se volvió profunda con el paso de los años. Al principio era asistente de dirección. De ahí su gran lectura al cine, las herramientas que adquiriría y que en los años posteriores aplicaría a sus propias obras, remató.

Si bien la filmografía de Bertolucci es reducida, en comparación con otros grandes de la cinematografía, las obras que tiene condensan a la perfección un estilo muy marcado y un aporte extenso al cine. Lo que tiene lo elevó al estatus de leyenda. Y entre ellas, aludió, se encuentran El último emperadorÚltimo tango en París

El italiano formó parte de la corriente neorrealista, una que tomó lugar en Italia a lo largo del siglo XX y que era de corte experimental. Sus películas a veces se complican por la experimentación que realizaba en la narrativa o en la fotografía, con elementos visuales, etc., comentó Mosqueda. Esto también se debió a la influencia que directores de cine como Jean-Luc Godard ejercieron sobre él y su concepción del cine. 

Debido a su estilo tan característico, la fama le llegó mucho tiempo después y, eso, de forma escasa. Con Último tango en París el público estadounidense lo conoció, pero no fue sino hasta El último emperador que la crítica internacional le prestó atención, dijo Mosqueda. Con ésta recibió muchas condecoraciones en el mundo. 

Sin embargo, con todo y su estilo, fama y aporte al cine, no estuvo exento de críticas. Actores de sus películas se quejaron del modo tan heterodoxo que tenía de grabar. Llevaba, según palabras de Mosqueda, la grabación al límite. No se contentaba con aparentar, sino que él encarnaba la idea en el set de grabación.

Así, en Último tango en París vemos una escena de sexo que fue real. Llevada a cabo por Marlon Brando y Maria Schneider, vemos al primero usar mantequilla como lubricante con la segunda, cosa que sucedió realmente en la grabación. Bertolucci adujo que, con ello, la escena tomaría más su esencia real y verosímil. A pesar de ello, la actriz comentó, años después, que se sintió violada y despotricó contra el director, quien poco dijo al respecto.

No obstante, la figura de Bertolucci en el cine se mantiene intacta. Se le considera uno de los mayores innovadores en este rubro, situación que comentó en su columna el mismo Mosqueda. Para oírla completa, denle click al podcast aquí abajo.

Me gusta mucho Kendrick Lamar. :)

Be first to comment