Los cuatro jinetes de la apocalipsis en la pareja

Compartir

En el ámbito de las relaciones humanas, es imposible no equivocarse. El mito de “felices por siempre” es uno de los más difundidos en nuestra cultura de forma romántica, pero errónea, pues no siempre se pueden sortear de manera satisfactoria todos los obstáculos que una pareja pueda tener.

Innumerable cantidad de parejas se enfrentan a lo complejo de determinar las reglas del juego, dentro de su relación. En algunos casos se hace manifiesto ciertos patrones destructivos que lamentablemente son validados y reforzados por la sociedad misma.

Si bien no se trata de seguir el patrón ideal y fantasioso de pareja si se trata de trabajar en  una relación de pareja armoniosa. 

Para esto el Dr. John Gottmann de la Universidad de Washington señaló ciertos aspectos dentro de la forma de interactuar que los llevan a la inevitable ruptura, a estos les llamó “Los cuatro jinetes del Apocalipsis”.

Criticar

Dentro de las relaciones de pareja la queja y la crítica son situaciones que pueden hacerse presentes. Sin embargo la crítica sobresale, pues tiende a ser un ataque a la personalidad del otro.

Si bien es necesario expresar el malestar, enojo o incomodidad dentro de la relación se debe evitar el bombardeo de aspectos negativos, pues suele ser abrumador para ambos miembros y al final del día resulta poco confiable.

Despreciar

Más allá de la crítica dentro de las conductas destructivas suele aparecer el desprecio, cuya intención es insultar y abusar psicológicamente de la pareja. Se ataca de forma directa al otro por medio de humor hostil, insultos, groserías, burla, ridiculización e incluso las microexpresiones.

Mostrarse defensivo

El punto anterior resulta clave para entender la actitud defensiva, pues si bien alguien se comporta con desprecio como resultado tratará de defenderse. Sin embargo, el hacerse completamente la victima puede ser completamente destructivo, pues no se asume la responsabilidad dentro de la dinámica conflcitiva.

Se trata de una actitud donde se inventan excusas y se utiliza la información que proporciona el conyuge para atacar de forma “inocente”.

Ignorar

Aplicar la ley del hielo y evitar hablar con la pareja comunica más de lo que aparenta, ya que transmite desaprobación y distancia.

De acuerdo a Gottmann 85% de los hombres tienden a comportarse de esta forma, a lo que las mujeres reaccionan negativamente.

Este tipo de interacciones deterioran y abruman la relación de pareja, lo que abre la posibilidad de salir corriendo. Sin embargo es necesario aceptar alejarse durante una discusión y evitar retroalimentar mientras hay conflicto, Así como de ser necesario recurrir a terapia de pareja.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment