Inteligencia emocional, parte importante del éxito

Compartir

Por mucho tiempo las investigaciones se volcaban acerca de cómo el Coeficiente Intelectual de las personas era el principal responsable de un mejor desempeño académico o éxito laboral.

No obstante durante estas investigaciones los psicólogos empezaron a percatarse que estas capacidades, habilidades y competencias no eran las únicas para medir el éxito.

Por tanto  autores como Daniel Goleman, Mayer y Salovey comenzaron a exponer acerca de las emociones y en consecuencia la Inteligencia Emocional. Las emociones juegan un papel importante en nuestra vida cotidiana y estas influyen decididamente en nuestro actuar, es decir, la toma de decisiones.

De acuerdo a Baricat una emoción constituye la manifestación corporal de la relevancia que para el sujeto tiene algún hecho del mundo natural o social. Por lo que,de acuerdo a Goleman  la inteligencia emocional es considerada la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las relaciones.

Mientras que para Mayer y Salovey la Inteligencia Emocional se describe como la capacidad para percibir, valorar y expresar las emociones con exactitud; acceder y generar sentimientos que faciliten el pensamiento; entender la emoción y el conocimiento emocional; regular las emociones y promover el crecimiento emocional e intelectual.

Sin hacer distinción de que definición se emplee ambas hacen alusión al reconocimiento y valoración de la parte afectiva que facilita a su vez la parte intelectual. Es decir la inteligencia emocional nos permite reaccionar de forma óptima, tomar mejores decisiones y en consecuencia hacer tangible el éxito o llegar a nuestras metas y objetivo.

Goleman plantea cinco esferas principales para el desarrollo de la inteligencia emocional:

  • Conocimiento de emociones: Esto es tener mayor noción de nuestras emociones nos permite tener una mejor comprensión y certidumbre al momento de actuar. A su vez hay una mayor seguridad respecto a lo que se siente por lo que la toma de decisiones se ve favorecida.
  • Manejo nuestras emociones: A partir del conocimiento de las emociones se facilita la utilización de emociones positivas para reducir aquellas que pudieran interferir con nuestras actividades.
  • Motivación propia: Dentro de las emociones es de vital importancia poner atención a aquellas que nos llevaran al cumplimiento de nuestras metas y objetivos. Por lo que la automotivación es fundamental para aumentar la productividad y eficacia en las personas.
  • Reconocer las emociones de los demás: Al ser seres interrelacionados se vuelve relevante ser competentes de reconocer las emociones de los demás para generar empatía la cual nos permitirá tener otra percepción de una misma realidad y generará mejores estrategias de adaptación.
  • Habilidades sociales: Se trata del arte de las relaciones de acuerdo a nuestras habilidades, conocimientos y actitudes que nos lleva a lidiar con nuestras emociones y las de los demás al momento de la interacción.

Todas estas esferas brindan de herramientas que permiten un mejor desenvolvimiento en el contexto y una adaptación más eficiente y por tanto con mejores resultados afectivos e intelectuales.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment