Implicaciones de la conservación preventiva de libros

Compartir

La valoración del patrimonio documental en México tiene vital importancia y ha acrecentado interés y aceptación. La necesidad básica de la conservación es garantizar las condiciones en un futuro del acervo bibliográfico.

Cada uno de los libros tiene elementos para transmitir un mensaje por medio de la escritura y por esto se consideran como sistemas complejos en movimiento. 

Dichos sistemas se considera poseen vida, en primero porque su misión es ser parte de la vida cotidiana, ademas de que  algunos de ellos contienen materiales de origen vegetal de alta calidad con el fin de perdurar. No obstante existen otros libros con materiales que poseen pocas condiciones de calidad

En relación a medio ambiente su prevención gira en torno de garantizar condiciones de temperatura y humedad adecuadas, 18°C y 45% respectivamente. Para esto se requiere climatización, puesto que el calor y altas concentraciones de humedad propician ciertas reacciones químicas que deterioran la naturaleza de los materiales.

Por otro lado un factor a considerar es la exposición a la luz, pues esta acelera las reacciones de oxidación en consecuencia las fibras celulosas se debilitan y el papel se torna amarillento, mientras que las tintas se decoloran.

En el caso particular de la plagas, los principales son las cucarachas, pececillos de plata, piojos del libro, escarabajos y carcomas, termitas y ratones. Dichos animales recurren a los libros pues buscan comida, por lo que es requerido realizar fumigación de forma periódica y teniendo presente que los químicos usados no dañen la anatomía de los libros.

Tomando estos y más factores se vuelve vital establecer medidas de limpieza, tanto superficial como profunda. Esta se puede realizar con trapos secos o plumeros electroestáticos, para evitar moho y humedad.

De forma profunda, para eliminar el polvo se utiliza una brocha de pelo suave y las hojas se barren hacia afuera. Para posteriormente limpiar los cantos y las tapas.

En el caso de quienes usan el servicio de bibliotecas es clave tener ciertos aspectos en cuenta, por lo que te compartimos 7 acciones importantes para la conservación de los libros:

  1. No usar los libros como apoyo para la escritura.
  2. No usar bolígrafos para anotaciones dentro de ellos.
  3. No colocar objetos dentro de los libros, pues rompe su estructura. Así como evitar dejarlos boca abajo.
  4. No ingerir alimentos o bebidas al momento de leer o cerca de los libros.
  5. Evitar estornudar y no salivar las hojas al cambiarlas, puesto que dejará microorganismos que dañen el libro.
  6. Evitar exponer los libro a altas temperaturas y condiciones climáticas extremas.
  7. No es conveniente apilar más de 5 libros porque igual afecta en el soporte de las estructuras.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment