¿Crees en el amor? Pues ahí van unos mitos del amor romántico

Compartir

 

Por: Raúl Romero

Dentro de las cualidades humanas, se encuentra la socialización con el entorno, y muchos de los aspectos en la vida de una persona está fuertemente vinculados a la vida en sociedad y al contexto en el que se desenvuelve. Las conductas humanas, así como tradiciones, costumbres, o creencias, son distintas de acuerdo a cada cultura e idiosincrasia en distintos puntos del mundo y forman parte de los estilos de vida y las diversas formas de con emprender la realidad entre individuos.

Las ideas, creencias o conceptos sobre el amor en las relaciones de pareja, son aspectos que forman parte de la vida emocional y sentimental de los individuos. Por lo que, aquello que puede entenderse como “amor”, estará influenciado de alguna manera por la cultura. Es decir, que la manera de vivir, experimentar y sentir el romance, dependerá mucho del medio en el que se encuentre cada persona.

Los mitos del amor:

De manera que dentro de la corriente popular en la cultura, existen algunas ideas o conceptualizaciones que influyen en la vida amorosa: cómo es que debería de ser el amor, y como debería de ser expresado. Así pues, los mitos del amor son creencias erróneas (principalmente en parejas heterosexuales). Algunos de estos mitos se ven reflejados en las ideas de: “almas gemelas”, “felices para siempre”, “entre el amor y el odio solo hay un paso”, “es celoso (a) porque me quiere”, “el amor todo lo puede”, etc. Y estas creencias populares, entre otras, comúnmente pueden estar presentes muchas relaciones de pareja.

Un “felices por siempre” puede ser excesivamente optimista, pues no contempla que a lo largo de la vida de un individuo existirán situaciones inesperadas; y en las relaciones de pareja no es la excepción. Sin embargo, esta idea puede estar presente, afectando en las expectativas sobre la pareja. Pueden existir tragedias, cambios y situaciones críticas

que obliguen a la separación o cambios indeseables. Por otra parte, la felicidad depende también de procesos neuroquímicos que con el paso del tiempo son cambiantes. Sin embargo, esto no implica que se no se puedan alcanzar relaciones de pareja plenas y duraderas, sino que implica que la felicidad no puede ser constante y sin interrupciones.

Es necesario para una sana relación de pareja entender que encontrar una “alma gemela”, una pareja predestinada o que dos personas sientan exactamente lo mismo son cuestiones poco probables. Ya que el caso del enamoramiento es un proceso a nivel cognitivo que varía de persona a persona; es decir, la intensidad de la emoción se vive con distintas intensidades. Objetivamente, en el cerebro con el enamoramiento o en el amor se activa ciertas áreas del mismo, y se liberan además la dopamina (un neurotransmisor) y la oxitosina (una hormona), que producen sensaciones de felicidad, placer y bienestar; pero estos estos procesos en el sistema nervioso central varían entre individuos. El hecho de experimentar la misma intensidad afectiva es imposible, pues la esta intensidad y los tiempos de reacción del cerebro en el enamoramiento variarán entre ambas partes que conformen la pareja.

La creencia de que “entre el amor y el odio solo hay un paso” es equívoca por el simple hecho de que son dos emociones contrarias que se manifiestan en conductas distintas. El amor puede ser una experiencia placentera, mientras que el odio implica una marcada aversión. Los procesos neuroquímicos son también adversos, pues en el odio no existe la liberación de oxitocina, ni de dopanima que están presentes en las sensaciones placenteras propias de enamoramiento. La presencia de amor y odio como una dualidad en una pareja, es simplemente irrealizable por definición misma, además de que esta creencia puede conllevar a relaciones tóxicas (o relaciones dañinas).

Los celos pueden ser comprendidos de distintas maneras. No obstante, la idea de que “es celoso (a) porque me quiere”, puede llevar a relaciones altamente destructivas. Derivadas de las creencias de que el amor implica necesariamente la posesión en la pareja; los celos tal vez pueden denotar interés y preocupación por la pareja, pero estos pueden exceder los límites de la privacidad y dar lugar a un control irracional y exagerado, y en ocasiones a la agresión. De aquí pueden derivarse la violencia psicológica, física y verbal. Estas situaciones de celos extremas no son sinónimo de afecto o de amor. Es así que al existir estas señales de conducta, lo más recomendable es terminar con esta relación.

“El amor todo lo puede” es una creencia que puede estar asociada al maltrato físico o psicológico en pareja o situaciones conflictivas. Generalmente se origina tras el deseo de continuar con una relación de pareja pese al sufrimiento que ésta puede provocar, además de la existencia de una errónea idea que asocie el amor al maltrato, la agresión y a una actitud pasiva ante esta situación. Desprenderse de esta idea es vital para conseguir relaciones de pareja prósperas o más saludables, y sobre todo conseguir el bienestar personal. Pues vulgarmente hablando, el amor no es una varita mágica que solucione conflictos por problemas de comunicación, chantajes, celos, mentiras, agresiones, ni manipulación en la pareja.

¿Cómo surgen estos mitos sobre el amor?

Las creencias o ideas referentes al amor, son aprendidas y tienen influencia del entorno: pueden originarse en la educación escolar o familiar, adquiriros por los valores sociales y culturales, creencias religiosas, e incluso los medios de comunicación pueden reforzar ciertas creencias erróneas sobre el amor. Así pues, los mitos del amor son creencias que pueden llevar a que una pareja se vuelva conflictiva y llegar a ser dañina al no comprender el amor de una manera más realista, sin estereotipos y chicles.

¿Qué implaría una relación más sana y realista?

Las influencia pueden ser diversas en la idealización o idolatrarían exacerbaba de una pareja; por ejemplo, el cine romántico puede llevar a las ideas erróneas de la existencia de “medias naranjas”, “príncipes azules”, “felices por siempre”, etc. No obstante, es importante comprender que relaciones de pareja no sucederán en las condiciones que plantean muchas películas románticas, libros, canciones, o novelas de esta índole. Sino que resultaría más prudente comprender el amor de pareja de una manera más realista.

En un primer momento existe la diferencia entre el enamoramiento y el amor. Donde el enamoramiento es una situación espontanea, es decir, que no perdura con lapsos prolongados, es una experiencia muy intensa, y que además existe una idealización

(mirar a la otra persona sin defectos y como perfecta); mientras que el amor implica una situación de afecto más prolongada, ya no es tan intensa, además de que se reconocen y se aceptan algunas de las virtudes y defectos de la otra persona.

Además de que también deben haber ciertas consideraciones para conseguir sanas relaciones de pareja, por ejemplo: a) entender el hecho de que no existen parejas predestinadas, b) comprender que el amor no necesariamente conduce al matrimonio, c) saber que el amor no es algo omnipotente que resuelva por si mismo las dificultades y obstáculos en la pareja, d) discernir que los celos no son sinónimo de amor, e) aceptar que la pasión difiere del amor, f) y finalmente, comprender que el amor en las relaciones de pareja están influenciado por valores socio-culturales, biológicos y circunstanciales que no siempre pueden ser controlados.

Principales fuentes;

* Rougemont, D. (2009). Los mitos del amor. [En línea]. Ed. Kairós. Barcelona España. [Fecha de consulta: 23 de agosto de 2016]. Disponible en: https://books.google.com.mx/books?id=ufRZs7a8FtAC&printsec=frontcover&dq=mitos+del+amor&hl=es-419&sa=X&ved=0ahUKEwirx8XPk9jOAhWITSYKHaFKA6kQ6AEIHTAA#v=onepage&q=mitos%20del%20amor&f=false

* Debayle, M. (2013). Los 10 mitos más comunes sobre el amor. [En línea]. Wradio. [Fecha de consulta: 24 de agosto de 2016]. Disponible en: http://wradio.com.mx/programa/2013/10/15/martha_debayle/1381858740_994945.html

* (2015). Los mitos del amor romántico. Blog de psicología PsicoActiva. [Fecha de consulta: 22 de agosto de 2016]. Disponible en: http://blog.psicoactiva.com/los-mitos-del-amor-romantico/

* Ubillos, S., Zubieta, E., Páez, D., Deschamps, J., Ezeiza, A., Vera, A. (s.f). Amor, cultura y sexo. [En línea]. Revista Electrónica de Motivación y Emoción. [Fecha de consulta: 24 de agosto de 2016]. Disponible en: http://reme.uji.es/articulos/aubils9251701102/texto.html

* Talleres por la igualdad (2016). Modelo de amor romántico. [En línea]. Cdp.udl.cat. [Fecha de consulta: 25 de agosto de 2016]. Disponible en: http://www.cdp.udl.cat/tallers/index.php/es/glosario/item/109-modelo-de-amor-romanticohttp://www.cdp.udl.cat/tallers/index.php/es/glosario/item/109-modelo-de-amor-romantico

Contacto: romeroc_raul@outlook.com

Estación de radio de @BUAPoficial

Be first to comment