Hilda, un dibujo animado destacable

Compartir

Ante la constante aparición de formatos de Streaming que actualmente compiten con la televisión, varios han empezado ya a crear su propio contenido.

Netflix no es la excepción. Ya nos ha ofrecido diversas series y películas licenciadas bajo su nombre.

Hilda aparece dentro de esta categoría, siendo un dibujo animado de, hasta la fecha, trece episodios.

Basado en una serie de novelas gráficas del mismo nombre, en este programa vemos las aventuras de una carismática niña que da el nombre a la serie. En estas aventuras se encontrará con todo tipo de seres fantásticos, desde elfos y gigantes hasta fantasmas.

El entorno fantasioso de Hilda

Quizás lo más curioso de este dibujo animado es el entorno que maneja y la naturalidad con la que la fantasía convive con el entorno.

Durante los primeros capítulos vemos a la protagonista vivir con su madre en una casa en medio del bosque.

Dentro del bosque existen seres tan curiosos como lo son los trolls, seres hechos de piedra que duermen durante el día en forma de simples rocas, un pequeño ser de madera que diario irrumpe en casa para acostarse junto al fuego mientras lee y la propia mascota de Hilda, un zorro-ciervo.

Quizás la idea de un bosque lleno de criaturas desconocidas es una idea sumamente gastada. Incluso para los propios personajes, pues tanto la niña como su madre miran todo como algo normal.

Desde el tercer episodio ambas se mudan a la ciudad donde se debería esperar una menor cantidad de encuentros curiosos.

Sin embargo la mayor cantidad de aventuras para Hilda suceden durante este periodo en donde será recibida por un cuervo con la habilidad de hablar pero que ha perdido su memoria.

Los contraste también resultan interesantes pues, si bien la serie parece transcurrir en tiempos actuales, la influencia de la cultura escandinava se percibe. Basta con observar una estatua de un dios, quien resulta bastante similar a Odin, en la ciudad.

De esta forma, esta serie te adentra a un mundo que los amantes de la fantasía nunca se cansarán de explorar.

Hilda y las malas influencias [Alerta de Spoiler]

En un artículo previo (que puedes leer aquí) enlistamos algunas ocasiones en que shows de dibujos animados ofrecieron ciertas enseñanzas de la vida.

De haber visto esta serie antes de escribir el artículo, se encontraría presente por uno de los últimos episodios, en el que nos muestra como funcionan las malas amistades.

Para este episodio, Hilda ha tenido una discusión con su amiga Frida por lo que ambas dejaron de frecuentarse. Sin embargo, la sensible protagonista trata de enmendar las cosas visitando a su amiga para volver a ser como antes.

Nuestra joven protagonista se ve frustrada en su plan, pues Frida ya la ha sustituido por una chica un poco mayor (una adolescente) que se nota bastante dominante.

La verdad es rebelada durante el campamento de los exploradores, donde vemos a Frida con su nueva amiga con un grupo de adolescentes sobrenaturales que nos presentaron en episodios previos: Las marras.

Este grupo de adolescentes trabajan causando pesadillas a los humanos y, posteriormente, reuniéndose en lo que asemeja un aquelarre para platicar sobre las mejores pesadillas que han causado y alimentarse del miedo de quienes afectaron.

En esta escena observamos como todas están consumiendo el miedo que se ve representado por humo verde que sale de la fogata. Frida lo consume también, lo que le causa tos, como si estuviera probando tabaco.

Al poco tiempo aparece un perro gigante que hace que las marras huyan no sin antes dejar a Frida como carnada y así, conseguir tiempo de huir.

De esta forma un show enfocado a niños nos enseña como las malas amistades comenzarán por inducirse a sus vicios personales y te dejarán en momentos difíciles.

Be first to comment