El cuerpo como metáfora,el caso de la obesidad

Compartir

Nuestro cuerpo se vuelve un buen referente para entender muchas de las condiciones sociales a nuestro alrededor. Más que solo nuestros genes, el cuerpo se transforma en una clara metáfora de nuestra forma de vida.

A lo largo de la historia la falta de alimento o hambruna se ha asociado a la pobreza o un estatus socio económico bajo. Sin embargo en la actualidad esto ha cambiado radicalmente, pues es la obesidad se ha relacionado mayormente a este estatus socioeconómico.

Tal como lo muestra un investigación de Midtown Manhattan Study que originalmente esta enfocada en la epidemiología de enfermedades mentales, pero sorpresivamente encontraron esta relación entre obesidad y clase social. Así mismo se ha encontrado que la prevalencia de obesidad es 7 veces mayor en mujeres de clase social baja.

Posteriormente los estudios de Stunkyard y colaboradores pusieron énfasis no solo en cuestiones genéticas, sino también en la potencialidad de ser susceptible a cierto grado de control debido a la relación entre el peso y la clase social.

Respecto a esto señalan que la obesidad se percibe como un defecto visual, menos agradable que la mayoría de las enfermedades crónicas, lo que representa una especia de “discapacidad social”, debido a su naturaleza pública.

En estudios más recientes Laraia y colaboradores han señalado que además de la obesidad las personas con bajo nivel socioeconómico experimentan  los efectos del estrés, cambios irregulares en los horarios de sueño y en general incertidumbre sobre empleo y alimentación dando como una mentalidad de escasez.

De ahí que analizar al cuerpo como una metáfora, puede ser también una vía para comprender parte de los cambios sociales y lo subjetivo que puede ser la condición socioeconómica de las personas.

Referencia:

Laraia, B., Leak, T., Tester, J. & Leung, C. (2017). Biobehavioral Factors That Shape Nutrition in Low-Income Populations. American Jornal of Preventive Medicine, 52 (2), 118-126.

Stunkyard. A.J. y Sorensen T.I.A. (1993). Obesity and socioeconomic status—a complex relationship New Engl J Med, (329), 1036–1037.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment