5 libros para comprender el 2 de Octubre

Compartir

Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción, ya lo decía Salvador Allende en su discurso dirigido precisamente a jóvenes en México. El año del 68 cambió completamente la historia de nuestro país, pero más importante que eso la historia de los movimientos sociales y por supuesto la de los estudiantes.

Alrededor de país comenzó una movilización de estudiantes, catedráticos, familias enteras, amas de casa, obreros, campesinos comerciantes etc. Sin embargo, el movimiento tuvo mayor impacto en el centro del país. El movimiento exigía entre otras cosas la liberación de los presos políticos y la eliminación de medidas recientemente establecidas de forma autoritaria.

Se buscaba un ejercicio democrático y el respeto de los derechos humanos, con el fin de erradicar la desigualdad y el autoritarismo, puesto que años anteriores habían surgido diversos movimientos fueron sosegados de forma violenta.

A lo largo de ese año, el clima en el país fue de total represión, la cual se intensificó en el mes de Julio y fue acrecentándose. Presos políticos, heridos y muertos fueron resultado de las acciones implementadas por Gustavo Díaz Ordaz.

Los estudiantes tenían claro sus ideales, que encontraban formas creativas de reunirse para acordar sus estrategias de comunicación y acción como “La Marcha del Silencio”. Sin embargo, después de la renuncia del rector de la UNAM, Barros Sierra, los enfrentamientos entre granaderos y estudiantes aumentaron hasta la tarde del 2 de Octubre.

Miles de personas se reunieron alrededor de la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco. Cerca de las 6 de la tarde comenzó la confusión cuando 2 bengalas fueron disparadas y se abrió fuego contra los estudiantes.

Este importante hecho cambio muchas cosas en los mexicanos y es imprescindible considerarlo como la oportunidad de volverse más crítico. Si bien ya hablamos un poco de lo sucedido en dicho movimiento estudiantil, es conveniente señalar que no hay nada como aquellos que estuvieron presentes y que pueden dar mejor fidelidad de tal evento. Así que te presentamos 5 libros para comprender el movimiento del 68

1.- Mexico 68: Juventud y Revolución, José Revueltas

José Revueltas se hizo parte del movimiento desde el inicio y se mantuvo a pie de lucha en tofo momento. Este libro reúne varios de sus escritos, durante los meses del movimiento y posteriormente en la prisión de Lecumberri. Precisamente en prisión es donde vive en carne propia la violencia contra los presos políticos, además de que es en este tiempo donde escribe también “El apando” novela que refleja parte de esta experiencias.

2.- Palinuro de México, Fernando del Paso

Fernando del Paso nos relata tal vez de forma más amable como se vivió dicho movimiento. Entre el enamoramiento de Palinuro y Estefania se dejan ver los estragos de la resistencia estudiantil y también algunas de las situaciones cotidianas absurdas de nuestro país.

3.-La noche de Tlatelolco, Elena Poniatowska

Elena Poniatowska recoge una serie de testimoniales. El valor de este libro recae en la censura y la habilidad de Elena para recuperar de su memoria y notas lo sucedido en la matanza estudiantil. Los relatos dan voz a la vivencia de estudiantes, familias y victimas.

4.-El libro rojo del 68, José Tlatelpas, Leopoldo Ayala y Mario Ramirez Centeno

Se trata de una compilación de 68 obras: ensayos y poesías a cargo de 68 escritores y poetas. Esta antología pone en claro conceptos como justicia, libertad y democracia. Entre sus páginas podemos encontrar las ideas de Octavio Paz, Jaime Sabines, Rosario Castellanos y Paco Ignacio Taibo I.

5.-El 68, la tradición de la resistencia, Carlos Monsiváis

Este libro publicado 40 años después del suceso no solo habla del relato que todos conocemos, sino que se adentra a las proezas individuales y colectivas, los errores, la toma de conciencia, pero también el llamado para evidenciar el autoritarismo y nulo ejercicio de los derechos humanos. Monsiváis teje las crónicas e historias de tal forma que muestra el claro valor cultural e histórico del movimiento.

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment