¿Qué es la educación financiera?

Compartir

En el día a día existe un contacto cercano con las diferentes problemáticas económicas a gran escala, pero también en lo individual. En la actualidad la falta de conocimientos financieros  y el desconocimiento de los elementos y conceptos esenciales es una constante al momento de tomar decisiones financieras.

Las fallas en esta toma de decisiones nos hace voltear a la Educación Financiera. La educación financiera esta formada por una serie de conocimientos que constituyen una herramienta indispensable para las personas, debido a que les permite administrar mejor sus ahorros, así como sus inversiones.

La educación financiera toma un papel importante pues es un factor para reducir la exclusión social y desarrollar el
sistema financiero. Curiosamente aquellas personas que tienen mayores ingresos económicos son quienes saben establecer mejores estrategias en el manejo de dinero a partir de estos conocimientos.

Cabe señalar que la falta de educación financiera tiene que ver en gran medida con la desigualdad social. Existen ciertos factores que tienen gran revelación en la carencia de estos conocimientos, los cuales son: el nivel socioeconómico, el género, la edad, el nivel de escolaridad, factores culturales
y otros aspectos ligados a la raza o la etnia.

Por ejemplo en el caso de las mujeres, ellas se enfrentan a la falta de colaterales para actuar, altos costos de transacción, bajo nivel educativo, nulo conocimiento de educación financiera, barreras socioculturales y el tipo de negocios asociados a este género.

En el caso de el nivel educativo, se ha encontrado que a mayor escolaridad, mejor manejo de sus recursos económicos. Sin embargo esto no garantiza una buena utilización o rendimientos.

En todos los que casos que se pudieran presentar es imprescindible voltear a el papel de las emociones al momento de la toma de decisiones financieras. Un ineficiente manejo de emociones produce que se realicen decisiones económicas impulsivas, ya que generalmente se caen en sesgos al actuar.

Además de este punto crucial, la educación financiera gira entorno a los programas de ahorro e inversión. La educación financiera debe promover el tener metas claras,  objetivos definidos y comparables para evaluar su efectividad.

Así mismo, el contenido de los programas financieros debe
abarcar solo información relevante, en un tiempo no muy prolongado, con los conceptos básicos en finanzas en un lenguaje claro. Esto se debe hacer de forma que se desarrolle la habilidad de implementar estrategias y que se promuevan los derechos financieros.

¿Y tú tienes educación financiera?

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment