Hábitos de organización al momento de estudiar

Compartir

Todos los días nos vemos bombardeados por diversas ideas y nuevo conocimiento que tenemos a nuestro alcance. Dicha información es mantenida momentáneamente en nuestra memoria de Trabajo, para posteriormente trasladarse a la memoria a Largo Plazo.

Dicha información es guardada en nuestra memoria como si fuera un bloc de notas, donde tenerlo organizado, nos permite acceder más fácilmente a diferencia de tener una nota aquí y otra 20 hojas después sobre el mismo tema, por lo que te presentamos 2 estrategias de organización para que las conviertas en un buen hábito de estudio.

Técnica Pomodoro

El primer paso es analizar las materias o actividades y clasificarlas de acuerdo a dificultad. Para esto también es necesario calcular cuanto tiempo dedicaremos a cada una considerando mayor cantidad a aquellas más difíciles.

Esto no quiere decir que por cantidad se pierda la calidad, en realidad la técnica propone que el estudio se distribuya en intervalos de 25 minutos conocidos como “pomodoro”, con intervalos de pausa de 5 a 15 minutos, se recomienda alejarse completamente de la zona de trabajo con el fin de dar una perspectiva diferente del problema o actividad a trabajar.

Lo más importante de esta técnica es que te des cuenta que tu eres responsable de la gestión de tu tiempo y decides como distribuirlos, además de que ayuda a focalizar de mejor manera el contenido establecido.

Método Kaizen

Otra forma de producir hábitos que impacten positivamente en tus calificaciones es el método Kaizen. Para muchos más que un método de productividad de una filosofía de vida. Los pasos son los siguientes:

  1. Establecimiento de metas claras y realistas, bien documentadas.
  2. Revisión del estado actual de la situación y desarrollo de un plan de optimización.
  3. Implementación de mejoras.
  4. Revisión y aplicación de las correcciones necesarias.
  5. Elaboración de un informe de resultados y determinar los elementos de seguimiento.

En pocas palabras se trata de hacer una evaluación inicial donde se determinen metas realistas y se realicen pequeños pasos; con evaluación continua y autoregulación para que tengan un impacto realmente positivo.

No olvides que existen otros métodos y técnicas para el mejoramiento de tu rendimiento escolar. Lo más importante es que le proporciones un tiempo, espacio y valor de importancia a cada tarea con el fin de priorizar y aprovechar mejor el tiempo.

Referencia

Klemm, R. W. (2016). Organize for Better Thinking and Memory. Psychology Today. Recuperado de https://www.psychologytoday.com/us/blog/memory-medic/201604/organize-better-thinking-and-memory

Estudiante de Psicología. Desde hace 20 años jugando a ser humana.

Be first to comment